El Banco de Alimentos pide ayuda ante la escasez de algunos víveres

La gran despensa solidaria solicita donaciones para llenar sus estanterías, donde las reservas de productos básicos como la leche se encuentran ya «bajo mínimos»

.

Ferrol

El coordinador del Banco de Alimentos Rías Altas (Balrial), Manuel González, cuenta que a principios de año da gusto ver las estanterías del almacén que la entidad gestiona en el polígono de A Gándara. En diciembre se lleva a cabo la campaña de recogida más importante del año, la famosa Operación Kilo de Navidad, y por eso durante los primeros meses de cada ejercicio las instalaciones del almacén están llenas de provisiones.

Sin embargo, a estas alturas, cuando apenas quedan cuatro meses para despedir el año y el espíritu solidario se ha relajado, la imagen que ofrece la despensa solidaria de la comarca es bien distinta. A pesar de que antes del verano se llevaron a cabo varias campañas de recogida en diferentes supermercados de la zona (Supercor, Carrefour, Gadis y Eroski), lo cierto es que tras las vacaciones las reservas han caído en picado.

Según explica Manuel González, la escasez resulta especialmente preocupante en lo tocante a las provisiones de leche, que se encuentran «bajo mínimos». «Estamos a punto de quedarnos sin nada», advierte el voluntario y coordinador de Balrial en Ferrol. Por eso, la organización hace un llamamiento a la solidaridad y pide a particulares y empresas que donen este y otro tipo de productos, sobre todo arroz, galletas, conservas, cereales y «en general artículos que necesiten poca elaboración».

Además de donativos en especie, que cualquier persona puede realizar llevando los alimentos al almacén de A Gándara (abre de lunes a viernes, de 10.00 a 13.00 horas), en la sede ferrolana de Balrial también andan escasos de donativos económicos, que son igualmente necesarios, ya que, según explica Manuel González, hay productos específicos muy demandados que hay que adquirir, porque «la gente no los suele donar». En este sentido, apunta a los alimentos y artículos para bebés o a los productos para celíacos, que nunca son suficientes en las estanterías del almacén de A Gándara.

Durante el pasado mes de agosto, el Banco de Alimentos permaneció abierto, pero debido a las vacaciones de muchos voluntarios, no se hizo el reparto a las entidades y oenegés a las que suministra el almacén. Fue por ello que en julio se duplicaron las cantidades de alimentos que habitualmente se entregan a todas ellas de forma mensual.

Con el mes de septiembre ya iniciado, los voluntarios ya han vuelto a sus puestos. Manuel González recuerda que toda ayuda es bienvenida y «cuantas más manos haya, mejor». «En el almacén más o menos nos arreglamos con los voluntarios que tenemos, pero sí es cierto que necesitamos más colaboración para las campañas de recogida en los supermercados», aclara.

Unas seiscientas bocas más a las que dar de comer en solo tres años

En la actualidad, Balrial suministra alimentos a un total de 42 entidades de la comarca, desde Pontedeume hasta Cariño, la mayoría de ellas oenegés y también algunos ayuntamientos. A través de todas ellas, los alimentos que custodia la entidad en su almacén de A Gándara llegan a 4.100 personas, lo que supone unas seiscientas más que las 3.500 que alcanzaba hace tres años. Los responsables de Balrial no saben si el aumento de esta cifra se debe a que el número de personas necesitadas ha aumentado o a que ahora Balrial presta servicio a más entidades, pero lo que sí tienen que claro es que todos los beneficiarios necesitan realmente la ayuda, porque así lo deben certificar.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

El Banco de Alimentos pide ayuda ante la escasez de algunos víveres