Ferrol

Como se suele decir, pasó el día, pasó la romería. Sin embargo, en Canido, la romería deja huella, y de las buenas. Basta con dar un paseo por el barrio -cada vez lleva más tiempo- para descubrir las nuevas Meninas que se han incorporado a las paredes de la zona. La edición del 2018 fue, sin duda, la de los grandes formatos, sobre todo gracias a la visita de artistas de talla mundial. Y el resultado no pudo ser mejor. «El arte urbano va cada vez más hacia esa línea y por eso hemos apostado por los murales, aunque sin perder el espíritu del origen, que no es otro que el de mejorar espacios deteriorados», explica Eduardo Hermida, impulsor del proyecto, que este año cumplió una década en marcha.

Dos de los principales nombres de los últimos días, Lily Brik y Shfir, todavía se encontraban este lunes por el barrio rematando sus obras, dos de las que captaron mayor expectación. La búsqueda de grandes fachadas ha servido, además, para ensanchar las fronteras de las Meninas. Cada vez más zonas de Canido cuenta con alguna pintura, sobre todo estrechas calles peatonales o espacios abiertos, lugares idóneos para ello. «Creo que nos hemos consolidado como un gran festival de arte urbano. Según dijeron los participantes de este año, como uno de los más potentes de España. Hemos llegado a un nivel alto con el que ya generamos un respeto y, sobre todo, cada vezsomos más conocidos a nivel nacional», valora Hermida.

Otro de los cambios de este 2018 fue el de añadir más música y más fotografía. En el primer caso, con conciertos en varios puntos. En el segundo, con un profesional de la cámara como Antonio García-Alix. «Podrían hacerse, por ejemplo, exposiciones fotográficas en todas las calles», reflexiona el impulsor, que desde ayer ya piensa en la próxima edición.

En los doce meses que quedan, eso sí, considera que no estaría de más «una mayor implicación» del Concello, a modo de promoción, con las Meninas, que «ya forman parte del patrimonio de Ferrol». Se calcula que ya hay más de dos centenares.

¿Diego Velázquez? De Canido de toda la vida

ÁLVARO ALONSO

Las fachadas del barrio alto de Ferrol renovaron su oferta con las Meninas más coloridas y visitadas de siempre

En Canido, seguramente lo llamarían Dieguiño. Pero no, Velázquez no va a aparecer a la vuelta de ninguna esquina del barrio alto. Aunque ya le gustaría. Las Meninas revolucionaron el sábado de Ferrol -hoy, domingo, también lo harán- en la que fue, probablemente, su jornada más movida desde que dieron inicio en el 2008. Ahora, los grandes murales ya no son una excepción, al tiempo que los más reducidos mantienen las raíces.

Canido tiene nuevas vecinas y son de todo tipo. En la calle Poeta Pérez Parallé, por ejemplo, hay una menina opositora. Enfrente, el pequeño Alejandro se estrenó con una «inspirada en los corazones», que llevaba el pelo y la falda de esta forma. Otra, la de Marta Alberte, es una abuela y labrega, «en homenaje a todas las que existen en Galicia». Está también la afrogalega de Yanina Torres, una «expresión positiva contraria al racismo», y una infanta Margarita cuya falda es una jaula que encierra mariposas. «Están pintadas de azul por la esperanza y la libertad de las que no pudo disfrutar esta niña», cuenta la autora, Carolina Bouza, de 20 años y de San Sadurniño. Veinteañeras, como ella, son Esperanza, Sara y dos Andrea, que se unieron para dibujar la menina astronauta, bandera arco iris en mano. «Queríamos que fuera original y reivindicativa, por eso añadimos el lema “O amor é universal”», explican.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
22 votos
Comentarios

Así queda el mapa de las Meninas de Canido