«La fotografía digital me roba la fe»

El mítico retratista de la movida madrileña llega a Ferrol para un curso especial


Ferrol

Bastan un par de frases para percatarse de que a Alberto García-Alix (León, 62 años) le motivan más bien poco las entrevistas. Aún así este madrileño de adopción reconoce que regresar a Galicia es algo que hace con frecuencia y alegría, porque está casado con una gallega. Responde por teléfono, poco después de recalar en Ferrol, en el que asegura que es su único momento libre.

-Participa en un curso para fotógrafos que acumulan mucha experiencia, ¿qué lecciones les tiene preparadas?

-Lo que intento enseñar siempre es la metafísica de la mirada, yo no doy técnica. No es lo mío; no me interesa.

-¿En qué consiste esa metafísica?

-Es un ejercicio para educar la mirada y lo que quiero hacer con esos fotógrafos es una reflexión. Charlaremos mucho, eso seguro.

-Para un fotógrafo profesional el mundo ha cambiado mucho con tantas cámaras en los móviles, redes sociales...

-Todo eso me importa muy poco, hacer una foto es mirar por el objetivo. Claro que con lo digital todo ha cambiado mucho y se ha facilitado, abaratado mucho las cosas para los fotógrafos. Aunque en realidad eso tampoco me importa, porque yo solo empleo foto analógica.

-No le tienta lo digital...

-No y es que, además, me eduqué en lo analógico... La fotografía digital me roba un poco la fe. Por otra parte, yo me puedo permitir pasar de eso, pero entiendo que todo el mundo tiene que trabajar.

-Tampoco quiso ir a la universidad...

-Eso se ha escrito, porque se escriben muchas cosas, pero estudié Derecho...

-Y se ha escrito que fotografió a la generación más famosa de los años 80.

-Cuando les hice las fotos no lo eran. Empecé a hacer fotos de forma profesional en el año 1986, porque de algo tenía que vivir y me pareció un medio de vida.

-Pero llevaba muchos años con la cámara en la mano.

-Me la regalaron mis padres unas Navidades cuando era un niño. Así que retraté toda la vida que rodeó a mi infancia... Nací en León, pero muy pronto me fui a Madrid.

-Es uno de los invitados de Las Meninas, ¿qué le inspiran?

-Pues la verdad es que vengo a dar un curso con varios fotógrafos, a establecer un diálogo con ellos, mi labor será un poco la de comisario. Suave, extrasuave...

-¿Perdón?

-Nada, es que estoy comprando un cepillo de dientes en una farmacia.

Invitado de las meninas de Canido

El fotógrafo Alberto García-Alix es un invitado de Las Meninas de Canido, que comienzan hoy, y de Afundación. Precisamente en el auditorio de esta entidad se presentó ayer por la noche el documental «De donde no se vuelve», basado en la trayectoria del fotógrafo. A partir de mañana García-Alix comenzará una acción formativa en torno a las Meninas. Los fotógrafos de la comarca realizarán estudios de las pinturas que pueblan las calles de Canido y recogerán con sus cámaras la versión de cada momento. Después García-Alix actuará como comisario de las instantáneas que pasarán a formar parte de la memoria artística de Canido. La fotografía es una de las artes que estarán presentes en esta fiesta de arte callejero que llega a su décima edición y que arranca esta mañana (a las 12.00 horas). A las 19.00 horas habrá pregón de Man Castro.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

«La fotografía digital me roba la fe»