Indignación de la plantilla por el ya cercano cierre del párking de Armas

Critican al alcalde por no acceder a mantenerlo abierto hasta el inicio de las obras


Ferrol

La empresa Sefcon ya comunicó a los trabajadores del aparcamiento de la plaza de Armas la rescisión de sus contratos el próximo día 1 de septiembre, atendiendo el requerimiento del Concello de Ferrol de que en esa fecha las instalaciones tienen que quedar desalojadas. Los trabajadores se muestran indignados por el hecho que el alcalde, Jorge Suárez, hubiese hecho oídos sordos a la petición de mantenerlas operativas hasta el inicio de las obras de reforma de la plaza de Armas, que incluyen la desaparición del párking.

El proyecto estrella del equipo de Jorge Suárez supondrá que los cuatro trabajadores y el encargado del aparcamiento pasen a engrosar las listas del paro, según apuntó uno de los afectados, pero también tendrá repercusión sobre otras tres personas que cubrían algunos turnos de forma esporádica.

En la comunicación que recibieron de la empresa, se les informa de la falta de negociación por parte del Concello para mantener abierto el párking hasta el comienzo de la reforma de la plaza, que no se prevé cercana, toda vez que el Concello aún está a la espera de un informe de la Dirección Xeral de Urbanismo de la Xunta y, a continuación, se tendrá que iniciar el proceso de licitación de las obras, que también tiene que cumplir unos plazos.

En cuanto a la eliminación del aparcamiento, los trabajadores aseguran que no van a ser ellos solos los afectados, sino que el proyecto del gobierno va a tener repercusión en muchas otras personas. «La tercera edad es la que más va a perder, las personas con discapacidad, los que van en silla de ruedas o con muletas y los que portan sillitas de bebé», manifestó uno de los trabajadores, reseñando que el párking de Armas es el más accesible de la ciudad.

Según los trabajadores, el cierre también afectará al comercio, que rechaza frontalmente la reforma liderada por el gobierno de Suárez, porque una parte muy importante de la gente de fuera de Ferrol que viene a hacer compras estaciona allí el coche.

De hecho, aseguran que la ocupación es total y permanente, salvo los fines de semana, que permanece prácticamente vacío, «porque no viene nadie a Ferrol», apostilló un empleado. Según los datos que manejan, al día pasan por este aparcamiento subterráneo unos 500 vehículos, pero en jornadas de lluvia pueden llegar a 700.

La plantilla está muy contenta con el comportamiento de los responsables de la empresa, que ya les ha comunicado a los trabajadores, junto con las razones de la rescisión de los contratos, que van a recibir el finiquito y las indemnizaciones que les corresponden.

Por el momento se desconoce que va a pasar con la otra función que hasta el día 1 de septiembre desempeñan desde el párking de Armas, que es la de asistencia al aparcamiento del hospital Juan Cardona de Caranza, que realizan a través de control remoto. Consiste en suplir al trabajador del estacionamiento hospitalario en sus horas de descanso, accionando la apertura de la valla desde Armas cuando se plantea algún problema o el tique no se activa convenientemente.

La concesión del aparcamiento vencería en el 2019, pero fue rescatada hace nueve años

La gestión del párking de Armas está en manos de la empresa local Sefcon desde febrero del 2002, cuando adquirió la concesión que hasta entonces ostentaba Indunor. Años más tarde, en febrero del 2009, durante el mandato del socialista Vicente Irisarri, el pleno de la corporación aprobó el rescate de la concesión, a la que todavía le quedaba una década de vigencia. El Concello abonó a la empresa 2,4 millones de euros por el citado rescate, si bien parte de esa suma estaba destinada a indemnizar a los titulares de los negocios asentados en el sótano de la plaza.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Indignación de la plantilla por el ya cercano cierre del párking de Armas