Darío de Roás


Ferrol

Hoy tengo a mi lado de nuevo, mientras les escribo, dos libros (magníficamente editados ambos, por cierto: objetos bellísimos) a los que también he vuelto en estas tardes de agosto, tan proclives ellas a la lectura de lo que hace mejor la vida. Son dos extraordinarias traducciones a la lengua gallega, impresas por Edicións da Curuxa y frutos ambas del talento y del esfuerzo de Darío Xohán Cabana. Una del Dante -a mí también me gusta mucho llamarle así, El Dante-, y otra de Petrarca. Cabana, uno de los más grandes poetas que Galicia le ha dado al mundo a lo largo de los siglos y sin duda uno de los más brillantes narradores del universo atlántico, es también, como ustedes no ignoran, un excepcional traductor. El Cancioneiro petrarquiano y la Divina Comedia del genio florentino adquieren en gallego, de la mano del autor de Morte de Rei, una dimensión distinta, que acerca todavía más a nuestro corazón esas dos cumbres de la literatura universal. No debería faltar ninguno de esos libros, me parece a mí, en las verdaderamente grandes bibliotecas de este mundo. Ni en las del Más Allá, si es que eso es posible. Nacido en la Terra Chá, no muy lejos de la Torre de Caldaloba, Cabana, académico de número de la Real Academia Galega, está muy unido, por el lado de la literatura y por el de los afectos, a dos ciudades hermanas de Ferrol (Mondoñedo y Lugo), así como a Ferrol mismo. Y a toda Ferrolterra, diría yo, que no querría dejar de citar en este caso a Fene. Ahora no sé qué estará escribiendo, o qué estará leyendo, o si estará tal vez labrando la madera (de hecho, es un magnífico carpintero), pero a mí me gustaría mucho que hiciese una novela nueva.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Darío de Roás