«El premio de la Bienal de arquitectura también es para los carpinteros de ribera»

La tesis de este exalumno del colegio Belén recibió el reconocido galardón nacional

.

Ferrol

Óscar Fuertes (Ferrol, 35 años) se presenta como un vecino de A Coruña que se sigue sintiendo de Ferrol. Este arquitecto recuerda con tanto cariño el colegio Belén, donde comenzó su etapa escolar, como a la escuela de Suiza, donde recibió clases de arquitectos de la talla de Peter Zumthor o Valerio Olgiati. En la última década ha creado un estudio en A Coruña, Fuertes-Penedo, y ha dedicado muchos años a una tesis doctoral que ha sido elegida como el mejor libro en la última Bienal de Arquitectura y Urbanismo de España. Todo un hito, ya que es un galardón que normalmente consiguen entidades o colegios profesionales.

-Un éxito en la bienal...

-Es un premio que se concede cada dos años y que se da en un encuentro al que pertenecen el conjunto de bienales del mundo, como la de Venecia o la iberoamericana. Desde hace dos convocatorias reconocen, además de obras, la investigación en arquitectura y las publicaciones. Así que me presenté y la verdad es que no contaba con un premio de la bienal a la carpintería de ribera, que es la materia que durante seis años he investigado para este trabajo y que fue mi tesis doctoral. Me llevé una grata sorpresa. Y verse en la gala en Santander, entre los otros finalistas, fue algo especial, desde luego.

-Con un tema muy relacionado con Ferrol y otras muchas costas de Galicia...

-Fue una doble satisfacción: por mi trabajo y por el de los propios carpinteros de ribera, para ellos también es este premio. En el 2009 comencé a trabajar gracias a un proyecto europeo, el Dornas, y de ahí surgió la idea que dio pie a la investigación y a su vez al libro. La carpintería de ribera está ligada a toda la Galicia marinera ¡Qué voy a decir yo como ferrolano! En el Museo Naval encontré la prueba de que Astano comenzó siendo un astillero de ribera, pero en la tesis se habla de muchos otros lugares, como Muros, Noia, Bueu... Donde todavía se pueden encontrar ejemplos. Hay que pensar que en comunidades como el País Vasco estas carpinterías están declarados Bienes de Interés Cultural.

-¿Y aquí?

-Vamos más despacio, aunque hay que destacar que en los últimos años se han inventariado al menos la de Bueu y Moaña.

-¿Cómo pueden ser un ejemplo para la arquitectura o el desarrollo del urbanismo actual?

-Es un oficio de larga tradición que ha logrado pasar de generación en generación técnicas y sabiduría muy valiosas en torno a la madera que son muy importantes para la construcción de la embarcación. Pero es que yo, desde la perspectiva del arquitecto, he visto como esa sabiduría del buen hacer traspasaba también a la edificación. De ahí, la importancia de la puesta en valor de los astilleros construidos en madera por los propios carpinteros. Por eso, en una bienal, que en esta edición llevaba el título Más habitar, más humanizar, la carpintería de ribera deja claro que estos artesanos entendían el entorno en el que estaban, respetaban su configuración y lo que hacían era una buena transición entre el espacio de trabajo, la embarcación y el mar. En el caso de la ría de Ferrol hubo muchos ejemplos. El carpintero iba al monte, talaba especies autóctonas y sabía como tratarlas de la mejor manera posible. Es la filosofía con la que debemos evolucionar no solo los arquitectos, sino toda la sociedad.

Ferrol, A Coruña y Ribeira. Son algunas de las costas que salen en el mejor libro para la última Bienal de Arquitectura y Urbanismo de España.

El autor: Óscar Fuertes, que sigue trabajando con otros técnicos el tema. Su estudio desarrolla obras en Narón, entre otros lugares gallegos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

«El premio de la Bienal de arquitectura también es para los carpinteros de ribera»