Defensa culpa al Concello de impedir una nueva negociación del convenio

Denuncia la falta de respuesta del gobierno a su propuesta de saldar temas pendientes

.

Ferrol

El convenio preasignado entre el Concello de Ferrol y el Ministerio de Defensa en el año 2015, en el mandato del Partido Popular, por el que importantes piezas desafectadas de uso militar como el cuartel Sánchez Aguilera pasarían a manos municipales está lejos de ejecutarse.

En respuesta a una pregunta del grupo parlamentario de En Marea, el Gobierno central informaba por escrito con fecha del pasado 24 de julio que el citado convenio «aún tiene compromisos pendientes de atender por parte del Ayuntamiento de Ferrol y que son objeto de conversaciones periódicas». En esta línea, añadía que el Instituto de Vivienda, Infraestructura y Equipamiento de la Defensa (Invied) ha realizado una propuesta de finalización del convenio que incluye un desarrollo técnico de las obligaciones urbanísticas necesarias, «que es preciso para iniciar nuevas negociaciones, sin que se haya recibido respuesta a día de la fecha».

El alcalde de Ferrol, Jorge Suárez, ya había manifestado el pasado mes de mayo que no creía que el convenio se fuese a resolver en el presente mandato. No obstante, el regidor atribuía esa paralización a la inversión a la que, según dijo, tiene que hacer frente el Ministerio con recursos propios, toda vez que la crisis de la construcción echó al traste sus pretensiones de que la urbanización del Sánchez Aguilera fuese asumida por alguna empresa interesada en edificar en esa parcela.

Suárez aseguraba entonces que se había perdido una ocasión magnífica durante el gobierno del socialista de Vicente Irisarri de conseguir instalaciones militares sin ninguna contrapartida económica, añadiendo que la cuestión se había complicado en el mandato siguiente, el del PP, cuando se amplió la partida de bienes con dos instalaciones más a cambio de la suma de 500.000 euros, algo que considera perjudicial para la ciudad.

Pero el gobierno de Suárez ya había dejado en el aire su postura sobre el convenio de Defensa a finales del pasado febrero, al votar en contra de una moción del BNG en la que se proponía iniciar los trámites para la anulación del convenio preasignado por el PP y solicitar a Defensa la devolución de los 140.000 euros entregados por el Concello en el momento de esa firma.

La moción nacionalista no salió adelante y el portavoz del gobierno, Álvaro Montes, justificó la postura de su equipo alegando que estaban a la espera de una reunión con el Ministerio y de una nueva tasación de las fincas, «e despois veremos se asumimos o convenio, se o modificamos ou o anulamos», había dicho. Nada más se manifestó al respecto y en los presupuestos de este año no se incluyó ninguna partida para el citado convenio.

La falta de avances y las claras posturas enfrentadas han propiciado que En Marea presentase una iniciativa parlamentaria demandando a Defensa la negociación de un nuevo convenio que sustituya al firmado por el PP. La respuesta que llega ahora la interpretan como la negativa del Ministerio a renegociar el convenio urbanístico con el Concello y lo culpan de dar la espalda a la ciudadanía de Ferrol y a su gobierno municipal.

Desde En Marea se asegura que la actuación reclamada al Gobierno central desde el Concello de Ferrol permitiría el desarrollo urbanístico de la ciudad y la cesión de edificios desafectados de usos militares, añadiendo que seguirán insistiendo «para que o Goberno de Pedro Sánchez mostre sensibilidade con esta cidade».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Defensa culpa al Concello de impedir una nueva negociación del convenio