La izquierda se une para lograr el cierre del aparcamiento de Armas

Los populares acusan al gobierno de Suárez de actuar «de espaldas a los vecinos»

.

FERROL / la voz

La polémica en torno a la supresión definitiva del párking de Armas, enmarcada en el proyecto de remodelación de la plaza que promueve el gobierno de Suárez, volvió ayer al pleno de Ferrol. Y el PP, con su moción de apoyo a las reivindicaciones de asociaciones vecinales y comerciantes, instando la paralización del proyecto del ejecutivo, se quedó solo, en ausencia de Ciudadanos. Vía libre, por tanto, para licitar la obra, en cuanto se consigan los informes aún pendientes.

La izquierda enterró ayer sus diferencias -aunque solo a la hora de votar pues arreciaron las críticas a la gestión gubernamental- y tumbó una iniciativa popular que sirvió para poner negro sobre blanco las posturas de cada grupo no solo sobre la obra en sí, sino también sobre el proceso de peatonalización.

Así, a la vista de los resultados aquello de «Por una nueva plaza con un nuevo párking» que hace apenas cinco días reclamaba el Centro Comercial Aberto A Magdalena, como paso previo a hablar de la peatonalización, tiene pocos visos de prosperar.

Durante la sesión, la edil de Urbanismo tiró de informes y cifras, para concluir que la vida útil del párking actual ha finalizado y que, prescindiendo del obsoleto estacionamiento, en el centro aún existe un superávit de más de 1.300 plazas de estacionamiento, «hai un 40% máis das que se necesitan», afirmó. Una «falacia» en palabras de la portavoz popular, Martina Aneiros, quien recordaba que esas cuentas solo tenían en cuenta los vehículos de los residentes, y que el Plan de movilidad del 2009, que nunca se llegó a aprobar, certifica justo lo contrario.

Esa remodelación, valorada en 1,2 millones de euros, supone «dar la espalda a los vecinos, porque hay un sentir mayoritario en contra de la eliminación del párking», sostuvo Aneiros antes de reiterar que la reforma prevista para Armas «condena a los que viven y trabajan en A Magdalena» y hace menos atractivo el barrio para quienes quieran asentarse en él. Finalmente se refirió a la dudas acerca de la legalidad, pues el plan especial que regula el urbanismo en la zona recoge la existencia del aparcamiento.

Informe de la Xunta

Sobre este particular, Fernández Lemos reveló que existe un informe del secretario municipal, fechado el 18 de julio, informando que «es conveniente» la petición de un dictamen a la Dirección Xeral de Urbanismo. Solicitud que ya se ha tramitado.

El BNG subrayó que «manter o párking no corazón dun ámbito que queremos peatonalizar é absurdo, contrario a calquera criterio urbanístico, e só defendible por réditos electorais», espetó un Rivas partidario de peatonalizar de golpe el centro.

Mientras la socialista Beatriz Sestayo se pronunciaba a favor de la desaparición del aparcamiento, si bien criticaba las formas y la gestión del gobierno en este asunto. «Somos favorables á supresión, pero desenvolvendo medidas coetáneas imprescindibles». Así, coincidía con el resto de grupos al denunciar que no se tomara ni una sola acción para mejorar la movilidad en la ciudad: ni el transporta urbano, ni los aparcamientos disuasorios... «Empezaron a casa polo tellado», resumió Esther Leira, concejala no adscrita.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

La izquierda se une para lograr el cierre del aparcamiento de Armas