«Aprenden más tú de ellos que al revés»

Lleva colaborando con la agrupación desde el año 92 gracias a que su hermana fue la primera que se animó a acoger a un niño saharaui durante el verano

A.U.
Ferrol/ La Voz

Ana Rodríguez es la delegada en Ferrol de la asociación Solidaridade Galega co Pobo Saharaui. Comenzó a colaborar con ellos en el año 1992, después de ver en la televisión al delegado saharaui que había en aquel momento. La primera que se animó fue su hermana Teresa y luego la siguió ella. Desde entonces siempre acoge a niños saharauis en su casa dentro del programa Vacaciones en Paz. Al principio solo venían a Santiago.

- ¿Cuál fue el motivo que la llevó a colaborar?

- Primero porque es una causa justa, son nuestros refugiados. España aún tiene la administración de este territorio, es la provincia 53 y creo que si la situación fuese al revés, que yo fuera la refugiada, me gustaría que alguien pensara en la situación en la que vivo, que duermo encima de una colchoneta, que mi casa es una tienda de campaña, que mi habitación está hecha de adobe y si llueve se deshace, que como gracias a la ayuda humanitaria...

- ¿Qué sintió la primera vez que acogió a los niños saharauis?

- Las emociones son muy fuertes. Es muy bonita porque ellos te enseñan, aprendes más tú de ellos que ellos de ti, tú solo les aportas material pero ellos te aportan muchas cosas que han vivido nuestros abuelos como el respeto a los mayores, el ayudar siempre, el estar pendiente de las personas mayores, cuidarlas, ayudarse entre ellos.

- ¿Qué fue lo que más le marcó?

- Las niñas y los niños que he tenido en casa así como las familias. Pero por ejemplo Yusef -uno de los niños que acogió lleva ya casi dos años viviendo con ella a causa de una dolencia renal- es una espina clavada en el corazón, igual que Hanna, aunque es otro tipo de espina. Son experiencias que te marcan en la vida.

- Para quien es más dura la despedida, ¿para usted o para los niños que regresan al Sáhara?

- Es verdad que tú te encariñas con ellos, y ellos también contigo. Pero lo más bonito de todo esto es que vuelven con sus padres, como tiene que ser. Para ellos, el día que se van, aunque hay lágrimas, hay alegría también. Cuando llegan son como los reyes magos. Es el día de los reyes nuestros. Lloras de tristeza pero sigues en comunicación con ellos.

- ¿En qué consiste el programa «Vacaciones en Paz»?

- Traes un niño a tu casa. Durante dos meses lo tienes como un hijo tuyo, lo tienes que vestir, lo tienes que dar de comer, lo tienes que llevar al médico, lo tienes que llevar al parque... es la misma experiencia. Ellos vienen con su cartilla de la Seguridad Social, durante los dos meses que están aquí, y tienes que cuidarles que no les pase nada, igual que tus hijos.

- ¿Hay algún otro programa para que los niños puedan quedarse más tiempo?

- Se quedan solo durante dos meses, a no ser que sea un caso de enfermedad severa, como el caso de Yusef. Maite Isla, presidenta de la Asociación Solidariedade Galega co Pobo Saharaui, ha trabajado muy duro, junto con mis compañeros de la asociación, para que se pueda implantar aquí en Galicia como en otras comunidades, el proyecto Madrasa. Consiste en que traes a un niño que tienes tú acogido en casa para que pueda estudiar aquí en España. Están durante la etapa escolar y en el verano tienen que ir junto a su familia. Nunca queremos que se pierdan sus vínculos familiares ni los culturales.

- ¿Cree que esta asociación necesita más difusión?

- Creo que sí, porque no se conoce bien el tema del Sáhara. Creo que no se conoce realmente el tema de Vacaciones en Paz, aunque somos mucha gente trabajando y hablando de esta causa. No tengo nada en contra de ningún refugiado, porque yo hablo de refugiados. Pero igual que se habla de los sirios, se puede hablar del pueblo saharaui que son nuestros refugiados.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Aprenden más tú de ellos que al revés»