La oposición reclama a Suárez que paralice su remodelación de Armas

Solo el BNG afirma que no hay motivos que justifiquen que la obra no salga adelante

.

fERROL / la voz

Vecinos y comerciantes del centro se movilizaban ayer ante el Concello para manifestar su oposición a la licitación «de forma inmediata» de la remodelación de la plaza de Armas. El proyecto estrella del gobierno de Jorge Suárez, que incluye la controvertida eliminación del párking subterráneo, divide a la opinión pública y también a los políticos locales. PP y Ciudadanos (Cs) consideran el proyecto un error. Y ni siquiera los socialistas lo respaldan con rotundidad a falta de «medidas complementarias que faciliten la peatonalización».

De cumplirse lo anunciado por el alcalde, la entrada en vigor del presupuesto permitirá licitar de inmediato la obra e iniciar la reforma de Armas en lo que queda de mandato. Así, en pleno período preelectoral -hasta septiembre el párking seguirá abierto- la actual plaza podría ser historia. Un cuadro que inquieta a quienes desde un inicio mostraron su oposición a la reforma planteada.

«La obra, que fue polémica desde el principio, es un error para el centro de Ferrol, que se agravará si se inicia al final del mandato», apunta Martina Aneiros, portavoz del PP. Su grupo se ha manifestado claramente en contra del proyecto, «hay un sentir mayoritario contrario a esta obra, sobre todo por la eliminación del párking. La opinión de vecinos, hosteleros y comerciantes debería ser tenida en cuenta», sostiene. Alineado con el sector más crítico está también Ciudadanos. Su portavoz, Ana Masafret, se declara «partidaria al 100 % de que no se suprima el párking».

Sin alternativas

Asegura que, por su posición entre el centro neurálgico, es fundamental para la vida comercial de la ciudad, y le recuerda al alcalde que aparcamientos como el del Cantón o el Mercado no son alternativas viables. «He dicho en más de una ocasión que el fantasma de la plaza de España planea sobre la de Armas», deja caer Masafret.

Tampoco desde la izquierda hay un respaldo unánime al proyecto de Suárez. Desde el PSOE, que dio su apoyo a los presupuestos, insisten en que no es la propuesta que ellos votaron. Creen que está sobrevalorado (1,5 millones de euros) y cuestionan, como explica su portavoz, Beatriz Sestayo, que la reforma no se haya abordado al principio de la legislatura «con consenso, y desarrollando en paralelo medidas en materia de aparcamientos disuasorios y de transporte para poder avanzar así hacia una progresiva peatonalización del centro». «No queda más remedio que abordar la reforma de la plaza por una cuestión de seguridad, pero habría que buscar la forma más consensuada posible. Y es bochornoso lo sucedido con el paripé de consulta», concluye.

Luz verde

Finalmente, el BNG sostiene que oponerse a eliminar el párking es oponerse a la peatonalización, y se muestra contrario a que los coches «vampiricen o corazón da cidade». No hay justificación para no hacer la obra, afirma Iván Rivas. Y añade: «As cousas é mellor facelas tarde que nunca».

Los críticos con la reforma aluden a problemas de legalidad y a la falta de consenso

La evidente falta de consenso en torno al proyecto no es el único argumento del que echa mano la oposición municipal para cargar contra el proyecto. Así, desde el PP plantean cuestiones relativas a la legalidad de la actuación.

Consideran, tal y como explica su portavoz, Martina Aneiros, que «para acometer este tipo de obras, en las que se suprime un párking que está contemplado en un plan especial, requeriría la modificación previa de ese documento». Recuerdan además que el informe elaborado por la Dirección Xeral de Patrimonio planteaba al gobierno local la conveniencia de solicitar un informe previo a Urbanismo de la Xunta. Anotan, en este sentido, que el Concello ha solicitado un informe a los técnicos locales para dirimir esta cuestión.

Mientras, desde Ciudadanos se afanan en desmontar los argumentos esgrimidos por el alcalde que, días atrás, apuntaba que mantener en el futuro el céntrico aparcamiento resulta «absurdo e indefendible», por existir a pocos metros de Armas unas 300 plazas vacías en los estacionamientos públicos de la plaza de España y el Cantón. «Sabe perfectamente que el párking del Cantón resulta incómodo y no es accesible», una cuestión que ayer repetían los comerciantes asistentes a la pitada.

Y como ellos aludía al elevado tránsito de las instalaciones. Así, la entidad organizadora de la movilización apuntaba que durante una jornada normal por el deteriorado aparcamiento de Armas, cuya orden de cierre está fijada para el 1 de septiembre pasan a diario más de medio millar de turismos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

La oposición reclama a Suárez que paralice su remodelación de Armas