El pleno de Ferrol sigue la guerra de la basura

La corporación, a instancias del PP, aprueba instar a Suárez a remitir al Tribunal de Cuentas, los reconocimientos extrajudiciales aprobados para pagar a Urbaser


FERROL / LA VOZ

La situación irregular de la prestación del servicio de recogida de residuos sólidos urbanos por parte de Urbaser volvió ayer a convertirse en asunto de debate del pleno de la corporación. El alcalde Jorge Suárez, según lo aprobado, deberá remitir al Tribunal de Cuentas los sucesivos reconocimientos extrajudiciales aprobados para pagar las facturas que mensualmente pasa la empresa que presta el servicio sin contrato; los informes de Intervención y Secretaría que explican la situación del servicio y el texto de la propia moción popular que, el resto de grupos coincidió en que «hace una revisión sesgada de los hechos». El alcalde calificó de demagógica la iniciativa.

Gracias a la abstención del PSOE y de Ciudadanos, el PP lograba sacar adelante su moción para que el ente fiscalizador ponga la lupa en la gestión realizada por el ejecutivo local en esta materia, en un debate en el que arreciaron las críticas tanto a Ferrol en Común (FeC) como al principal grupo de la oposición.

Los populares, Ciudadanos y socialistas coincidieron, eso sí, en calificar de insostenible la situación que afronta el servicio público de basuras -el más oneroso del Concello-, además de en denunciar, la «falta de gestión e ineficacia del gobierno local».

«Ponga fin de la manera que sea a esta situación», emplazaba el popular Alejandro Padilla al regidor, no sin antes enunciar las sucesivos modelos que FeC barajó para el servicio: municipalización, comarcalización, servicio compartido con Narón... Todo mientras la firma Urbaser sigue trabajando «en fraude de ley» y el procedimiento de contratación público convocado en la pasada legislatura, «sigue paralizado por la vía de los hechos».

Respuesta del alcalde

«O fondo da presentación desta moción é a demagoxia, a campaña política. Tratan de enviarlle a un tribunal independente unha reinvención da historia, a súa visión política da situación», espetaba el regidor a los populares, antes de señalar que, por imperativo legal, los recursos extrajudiciales ya son controlados por órganos de fiscalización de las haciendas locales.

En relación al procedimiento de contratación del servicio de recogida de basura impulsado por el anterior gobierno, el alcalde señalaba que «o consideramos lesivo para os intereses municipais, por duplicar servizos que non teñen sentido e apostar pola amortización de persoal». En esta línea, todos los grupos, con el BNG a la cabeza, le recordaron al PP que hay un informe de Intervención que apunta irregularidades y deficiencias en el procedimiento.

«Contrate dunha vez o informe para desbotar definitivamente ese contrato e que a cuestión legal contractual quede definitivamente resolta non mais alá deste mes, para ir desfacendo este entorto», reclamaron desde el PSOE. Pero lejos de fijar plazos, el alcalde respondió con un «seguiremos avanzando na renuncia do procedemento e logo xa poderemos debatir entre todos o modelo máis viable de xestión».

Plusvalías y ayudas

Menos conflictivos fueron otras cuestiones abordadas en la reunión plenaria. Por unanimidad, se aprobó una modificación de crédito por cerca de 78.000 euros para hacer frente a gastos de suministro eléctrico; la moción popular para solicitar la puesta en marcha de una campaña informativa sobre la devolución de las plusvalía en los supuestos en los que no se produjera beneficios en la transmisión o la de Ciudadanos para pedir mejoras en el parque Reina Sofía. Y se aprobó también la presentada para solicitar el abono en plazo de las ayudas municipales de conciliación.

Preparan un nuevo reglamento para adjudicar las Casas Baratas

Un caso personal, el de una vecina de las Casas Baratas que denunció las amenazas y palizas recibidas por parte de una familia del barrio, sirvió como punto de partida para el debate acerca de los problemas de convivencia que se producen en el barrio y reclamar al gobierno local que active, de una vez, la demandada comisión para poner en marcha un plan sociocomunitario y regular la situación y el acceso a las viviendas.

La portavoz socialista Beatriz Sestayo, que fue la encargada de defender la moción de su grupo, reclamó al equipo de Suárez «vontade política» para intentar atajar el deterioro del que, en su opinión, podría ser «un barrio modélico». Aludió a los problemas de convivencia y a las deficiencias en las viviendas. Pidió soluciones para los arrendatarios históricos, y denunció la adjudicación a dedo de pisos inhabitables sin siquiera concurrir causas de emergencia social. Cuestiones que reiteraron las edilas del PP y Ciudadanos que, al igual que la socialista, acusaron al ejecutivo de «centrarse en el ladrillo».

Por su parte, la concejala de Vivenda, María Fernández Lemos, defendió el proceder del gobierno. Avanzó que se ultima un diagnóstico de situación elaborado en el último año por todas las concejalías y anotó que se establecerán nuevas bases de adjudicación de las viviendas.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El pleno de Ferrol sigue la guerra de la basura