La Sénior alcanza la mayoría de edad

La universidad para mayores de 50 años cumplirá el curso que viene dieciocho años con nuevas asignaturas y el objetivo de seguir aumentado la matrícula

Gloria Pacheco acaba de obtener su diploma de graduada sénior, pero el año que viene seguirá asistiendo a clase como oyente
Gloria Pacheco acaba de obtener su diploma de graduada sénior, pero el año que viene seguirá asistiendo a clase como oyente

ferrol / la voz

«El éxito de la Universidad Sénior radica en que ella concurren las circunstancias perfectas para todo proceso educativo y es que alguien que de verdad quiere aprender se encuentra con alguien deseoso de enseñar». Lo dice, con una sonrisa de boca a boca, Alberto Sucasas, subdirector de la Universidad Sénior de la UDC y coordinador de la institución en el campus ferrolano de Esteiro, donde las aulas para mayores de 50 años están a punto de alcanzar la mayoría de edad.

Y es que la Sénior echó a andar en Ferrol en el curso 2001-2002 con solo 25 alumnos y, desde entonces, no ha dejado de ganar nuevos pupilos. De los 105 matriculados en el curso 2004-2005 se pasó a 287 este año y Sucasas confía en que esa cifra siga inflándose el curso que viene, cuando la Sénior cumplirá 18 años y verá salir de sus clases a la décimo quinta promoción de graduados. «Estamos muy contentos porque la matrícula se ha ido incrementando paulatinamente a lo largo de estos últimos años y, aunque en Ferrol no hay tanta demanda como en A Coruña, donde incluso tenemos lista de espera, este curso casi agotamos todas las plazas para estudiantes de nuevo ingreso», advierte Sucasas.

Quienes estén pensando en sumarse a particular este batallón de alumnos con canas -la matrícula comienza hoy mismo y se mantendrá abierta durante todo julio y septiembre- deben saber que se enfrentan a un plan de estudios de cuatro años (en el pasado eran solo tres), en el que cada año deberán cursar al menos tres asignaturas (dos obligatorias y una optativa) y, si así lo desean, también podrán asistir diferentes talleres y seminarios. «Los alumnos de la Sénior no tienen que hacer exámenes, porque hay evaluación continua y lo que se valora es la asistencia a clase», advierte el coordinador de la institución académica en Ferrol.

Como novedad, el próximo curso se incorporarán al catálogo de asignaturas optativas dos materias nuevas -una sobre arte y otra en torno a la cultura e historia marítima de Galicia- y también se ofertarán nuevos talleres sobre cine, comunicación no verbal o ciencia y vida, entre otros. Además, en primero, como obligatorias, los alumnos deberán cursar las materias de Historia de Europa y Psicología. El plan de estudios completo se puede consultar en la página web www.udc.es/senior.

«Me apunté a la Sénior por las humanidades»

A sus 70 años, Gloria Pacheco Gil mantiene intacta su curiosidad y siente unas ganas enormes de seguir aprendiendo. Por eso, aunque acaba de obtener su diploma como flamante graduada sénior, esta médica jubilada no piensa despedirse aún de las aulas. «El curso que viene seguiré asistiendo a la Universidad Sénior como oyente y ya tengo previsto apuntarme en las dos asignaturas optativas nuevas y en un taller», dice con los ojos brillantes y llenos de ilusión.

Pero, ¿qué fue lo que llevó a Gloria a volver a las aulas hace ahora cuatro años? Rebobinando en la memoria, esta hematóloga cuenta que, cuando tuvo que despedirse de su vida laboral, no lo hizo con pena ni con congoja, sino con mucha alegría. «Me jubilé con mucho júbilo y entonces pensé: ‘ahora me voy a divertir y hacer lo que me apetezca’», cuenta sonriente.

Y entre esas cosas que siempre había querido hacer y no había hecho por lo «absorbente» de su profesión se encontraba estudiar historia, arte, filosofía, sociología... «Siempre me gustaron muchísimo las humanidades, pero cuando trabajaba no me podía dedicar a ellas, porque mi labor como médico requería muchísima dedicación, y cuando me jubilé por fin las pude estudiar en el campus. Por eso me apunté en la Universidad Sénior», explica Gloria.

Pero lo que no se imaginaba esta alumna es que en Esteiro no solo iba a empaparse de materias que siempre le habían atraído, sino que también terminaría por cogerle gusto a otras que, en principio, no despertaban su curiosidad. «Me ocurrió con Derecho y Sociedad, que no me interesaba nada y luego me encantó». 

Por eso, si pudiese volver atrás, Gloria no lo dudaría y volvería a matricularse en la Sénior. «Es una experiencia fabulosa y muy enriquecedora», dice rotunda.

«En las aulas se crean relaciones sociales increíbles»

Antonio Martínez, mayor de la Armada retirado, en una imagen tomada en el campus
Antonio Martínez, mayor de la Armada retirado, en una imagen tomada en el campus

Fernando Martínez Asensio preside la Asocición de Alumnos y Ex Alumnos de la Sénior

Fernando Martínez es el presidente de la Asociación de Alumnos y Ex Alumnos de la Sénior, una entidad que aglutina a unas doscientas personas, y que, de forma paralela a la institución académica, organiza viajes culturales, conferencias, cenas-bailes, concursos, etcétera. «Es que en las aulas de la Sénior se hacen muchos amigos y se crean unas relaciones sociales increíbles y, después, gracias a la asociación, creamos un espacio para seguir cultivando esos lazos de amistad», explica Martínez.

Como Gloria Pacheco, este mayor de la Armada jubilado ya ha obtenido su diploma de graduado sénior, pero el año que viene seguirá asistiendo a clase como oyente. «Esto nos da la vida», afirma sonriente. 

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La Sénior alcanza la mayoría de edad