María de los Ángeles Losada: «Mi reto es llegar a los más jóvenes»

La asociación trabaja en dos proyectos solidarios en Senegal y El Salvador


Ferrol / la voz

Tras cuarenta años dedicados a la enseñanza, y con la jubilación por delante, María de los Ángeles Losada decidió embarcarse en el proyecto solidario de Manos Unidas, una entidad que el próximo año cumplirá nada menos que seis décadas y que conoció gracias a su madre, que acudía a eventos organizados por la entidad en la ciudad. Corría el año 2009. Desde aquel momento, es una convencida. Ostentó distintos cargos -fue vicedelegada durante seis años hasta el reciente nombramiento como presidenta delegada de la asociación en la diócesis de Mondoñedo-Ferrol.

Sabe del tema y conoce a fondo la entidad que ahora le toca liderar. Y está decidida a dejar su sello personal. Por ello, avanza que se avecinan cambios. «Habrá novedades, aunque mantendremos todo lo bueno que hay, que es mucho», señala, antes de anotar un primer reto para esta nueva etapa: «Ser capaces de comunicar nuestros proyectos a más gente, para involucrarlos».

«Tenemos que conseguir que la gente sea consciente de que en el mundo sigue habiendo problemas de hambruna, niños que son obligados a trabajar, niñas a las casan que muy jóvenes, mujeres que dan a la luz en condiciones muy precarias.... Que no en todas partes se vive como aquí», anota.

En la actualidad la delegación de Manos Unidas trabaja en el desarrollo de dos proyectos uno en El Salvador y otro en Senegal, ambos impulsados a través de socios locales, con una inversión que no alcanza los 60.000 euros. «Son económicamente modestos, pero para nosotros suponen todo un mundo», apunta.

El primero constituye una clara apuesta por la agricultura sostenible en el país Latinoamericano. Se trata, como explica Losada, de «diversificar los productos -más allá de la yuca y los frijoles- para autoabastecimiento y para generar excedentes, de manera que puedan vender y acceder a nuevos recursos». El segundo busca mejorar la asistencia sanitaria que se presta a las mujeres embarazadas en la ciudad de Thiés. La inversión apenas supera los 12.000 euros.

La entidad cuenta en la ciudad con 13 personas voluntarias, a las que se suman las que integran los grupos comarcales de Vilalba -muy activo-, Mondoñedo y, en proyecto, el de Viveiro, donde en los últimos años se organiza con excelente acogida un Bocadillo solidario. En la actualidad, suma en total unos 300 socios. Y también ahí está previsto actuar. Así el segundo reto de Losada es el de ampliar y rejuvenecer la base social, porque reconoce, «la mayoría de las voluntarias somos mujeres mayores de 70». «Tenemos que hacer examen de conciencia y valorar en qué fallamos para así llegar a los más jóvenes», afirma.

De momento, anuncia que se va a recuperar el contacto con la Universidad, y recuerda que incluso los universitarios se pueden beneficiar de créditos de estudio por colaborar.

Por último, preparan una batería de nuevas propuestas y eventos destinados a recaudar fondos. Y aunque el primero tendrá lugar en octubre -será un concierto en Afundación, impulsado por Jorge Felpeto, codirector de la Rock School- trabajan en una subasta de cuadros de cara a primavera, y en propuestas ya clásicas como el Festival clipmetrajes en los colegios.

«Hay mucha labor que hacer y en Manos Unidas somos acogedores» explica Losada animando a la ciudadanía a participar porque «es más gratificante dar que recibir». El objetivo, conseguir que los dos proyectos estén listos este año.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

María de los Ángeles Losada: «Mi reto es llegar a los más jóvenes»