Más del doble a devolver que a ingresar en la renta ferrolana

La campaña del 2018 transcurre con normalidad en la zona, donde unas 300 personas acuden al día a la oficina de la Agencia Tributaria

.

Ferrol

El aparcamiento está más lleno de lo habitual en la oficina de Hacienda de Ferrol, ubicada en Telleiras. A media mañana, los huecos que van quedando se llenan al instante. Se nota que sigue viva la campaña de la renta, a la que solo le quedan menos de dos semanas. «Por ahora todo está yendo muy bien, sin incidencias; la atención está siendo muy fluida», expresaba este martes la delegada especial de la Agencia Tributaria en Galicia, Imelda Capote, que acompañó a La Voz durante la visita a las instalaciones de Caranza, al igual que el responsable local, Javier Pérez.

Allí, todo la planta baja está ahora a disposición de la declaración de la renta y el personal se ha multiplicado por tres. Los usuarios que solicitan información presencial son entre 300 y 320 al día, que suponen casi la totalidad de las citas previas.

Por el momento, unos 67.900 vecinos de la zona que cubre esta administración ya han hecho los deberes. De estos, 43.700 han optado por la vía de Internet y 1.100 han probado la aplicación para el móvil. En cuanto al balance, es favorable por ahora a los usuarios: más del doble de las declaraciones han salido a devolver que a ingresar. En cifras, 35 millones han venido de vuelta y 16 millones los han puesto los contribuyentes. La Agencia Tributaria calcula que quedan un 28 % de personas por cumplir.

.

El mayor atasco en la oficina, como es habitual, está en la máquina que indica a qué mesa acudir. Allí, donde el usuario apenas tiene que introducir el NIF para confirma su cita previa, muchos no saben qué hacer. Por ello, hay dos personas dedicadas a solventar estas dudas. A continuación, el tiempo medio de espera es de «unos dos minutos» en lo referente a la renta -asegura la delegada- y en la mesa suelen pasar unos trece minutos.

«El personal que tenemos está muy formado y especializado en este tema. El servicio presencial está muy demandado y es muy satisfactorio, según las encuestas que manejamos», subraya Capote, quien cree, no obstante, que las vías telemáticas son también «muy cómodas». Como ejemplo, cita el plan Le Llamamos, en el que los empleados están llamando a los contribuyentes para cubrir los documentos. 

Trabajador por cuenta ajena

El perfil no difiere en Ferrol al del resto de Galicia, pero sí destacan los trabajadores por cuenta ajena, con una nómina, «al ser una zona más industrial y no tan agrícola como otras», especifica la responsable.

Las citas para la atención presencial se pueden solicitar hasta el 29 de mayo y el período acaba el 2 de julio. Entonces, se estima que más de 94.000 vecinos de la comarca habrán hecho la declaración, una rutina anual de la que ya pocos se olvidan.

«Salimos muy contentos, que no nos toca pagar»

.

El goteo de personas que salen por la puerta giratoria de la oficina es constante. Durante la visita de La Voz, aparece una familia con cuatro miembros, procedentes de la parroquia naronesa de Pedroso. Aitor Pico, sus padres Juan Pico y Julia Pantín, y la abuela, Josefa López, han optado por la vía presencial. «No sabemos hacerlo muy bien y, antes que arriesgarnos, preferimos venir», comentan, tras presentar cuatro rentas de una tacada. En cuanto a la atención, aseguran que es «muy buena» y que los profesionales los ayudan «mucho». «Nos dejamos aconsejar y nunca hemos tenido ningún problema, ya llevamos varios años viniendo», añaden.

Poco después sale un matrimonio de la parroquia fenesa de Barallobre, que ha presentado una declaración conjunta. «Salimos muy contentos, que nos ha salido a devolver. Si fuese a pagar no estaríamos sonriendo», bromean Antonio Pereiro y Ana Isabel Calvo. El hecho de tener la administración «relativamente cerca de casa» es uno de los motivos que les lleva a no hacerlo por vía telemática. «No tuvimos ningún problema, no suelen tener fallos. Y, además, no esperamos ni cinco minutos», señala.

.

Las quejas, según comenta la responsable de la Agencia Tributaria, suelen ser mayoritariamente de «usuarios que llegan a la oficina y quieren pedir la cita en ese momento», cuando llevan «muchos años» instando a que se solicite desde casa. Por otro lado, Imelda Capote comenta que abren las citas de forma gradual, porque está demostrado que si lo hacen con demasiado tiempo de margen, uno de cada cuatro acaban fallando, sin cancelar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Más del doble a devolver que a ingresar en la renta ferrolana