La riqueza de Ferrol en 50 kilómetros

El Club Montaña celebra este sábado la quinta edición de la Marcha Costa Ártabra, que recorre enclaves idílicos. Vota tu lugar favorito


Ferrol

El esplendor de Ferrol irá quedando bajo las pisadas y las miradas de más de 150 atrevidos. El sábado se celebra la quinta edición de la Marcha Costa Ártabra, que recorre a lo largo de 50 kilómetros la mayoría de los enclaves más idílicos del municipio. La ruta está organizada por el Club Montaña Ferrol, que dos décadas atrás, en 1998, arrancó la iniciativa, aunque hasta el 2013 el itinerario fue desde la ciudad hasta San Andrés de Teixido.

La marcha partirá de A Malata a las nueve de la mañana y está encuadrada en la Copa Galega de Andainas de 50 kilómetros, por lo que, como siempre, habrá tanto caminantes profesionales como aficionados en buena forma. Todo está preparado, como cada año, desde hace meses y lo único variable, el tiempo, apunta a que será favorable para soportar el gran desgaste físico.

A lo largo del trayecto irán apareciendo los puntos más fotografiables de Ferrol. El presidente del club, Xan Ramírez, destaca la iglesia de Serantes, Chamorro, el esplendoroso coto de A Lagoa, el cabo Prior, la cala de A Cova, los molinos de Esmelle, las playas de San Xurxo y Doniños -también el lago-, el mirador de Monteventoso, los restos megalíticos de Brión o, ya en el tramo final, la ensenada de A Cabana.

«Ademais da parte deportiva, a marcha ten un potencial turístico enorme, porque simboliza todo o que se pode facer aquí e pon en valor a Ferrol. É unha forma de mostrar a nosa paisaxe sen apenas gastar cartos, algo no que deberían implicarse as administracións a todos os niveis. Apostamos porque haxa máis práctica e menos teoría», resume Ramírez, que espera con ansia la fecha más ilusionante del año para el club.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

La riqueza de Ferrol en 50 kilómetros