Las promesas de Jorge Suárez en Ferrol se diluyen después de tres años

Dos diques, el aborto, una empresa municipal de servicios y recuperar suelo de Defensa eran algunos de los compromisos con los que el regidor logró acceder a la Alcaldía de Ferrol


Ferrol

El listado de promesas con las que Jorge Suárez logró acceder al sillón grande de la plaza de Armas es casi interminable y, tres años después, el balance de cumplimientos de esos compromisos está prácticamente en blanco. Ya entonces había quién dudaba de la posibilidad de materializar tanta propuesta, pero él mantenía que «o que algúns cualifican de utopía eu chámoo transformación social».

Pero el pacto con el PSOE, las disensiones y luchas en el seno de la coalición de gobierno, la ruptura del pacto, la suspensión de tasa de saneamiento y su posterior reactivación, y la búsqueda de apoyos para sacar adelante los primeros presupuestos que no llegó a cuajar hasta hace una semana, entre otras incidencias, ocuparon demasiado tiempo al mermado equipo de gobierno, que no ha podido dar cumplimiento a sus promesas.

Según las críticas vertidas por los representantes del personal municipal el pasado viernes en la celebración de la patrona de los funcionarios, Jorge Suárez tampoco se ha esforzado en llevar las riendas del Concello a nivel interno. De hecho, en lo que va de mandato se han dejado perdidos 24 puestos de trabajo y la plantilla acusa al gobierno de que los servicios públicos están de luto.

¿Pero qué prometió Suárez hace tres años? Entre otras cosas, la construcción del dique flotante y otro seco cubierto en las instalaciones de Navantia y la creación de una empresa municipal de servicios que aglutinaría la recogida de basura, limpieza, mantenimiento de viales, colegios públicos, parques y jardines. Los diques no llegaron y tampoco la remunicipalización de los servicios públicos, con el agravante de que dos de los más importantes, como son el de basuras y el del mantenimiento de jardines, están sin contratos y las empresas que los prestan tienen facturas pendientes de cobro.

Otro de los compromisos que están muy lejos de materializarse refiere a las propiedades de Defensa desafectadas de uso militar. Ferrol en Común defendía la puesta a disposición de la ciudadanía de esos terrenos, incluidos los del convenio con el ministerio, para usos de ocio, cooperativismo agrícola, nichos de empresas locales y servicios públicos. También pretendía lograr la cesión gratuita de otras parcelas de Defensa, como las baterías costeras, para blindarlas como espacios naturales destinados al ocio. Los responsables del gobierno reconocen ahora que es probable que el convenio con Defensa, bloqueado desde el inicio, no llegue a ejecutarse en este mandato.

Las promesas de Suárez pasaban, asimismo, por la creación de una empresa municipal de vivienda y por conveniar con el IGVS una solución que garantizase la rehabilitación integral de Recimil, San Pablo y otros barrios. Apostaba, además, por la rehabilitación y una política de vivienda social vinculada al acondicionamiento de inmuebles vacíos. A día de hoy, las casas de Recimil siguen en las mismas o incluso peores condiciones, con muchas de ellas vacías y tapiadas, frente a una larga lista de demandantes de vivienda social. Los vecinos de San Pablo también siguen a la espera de respuesta a su petición de que las administraciones intervengan en el barrio.

En materia de Igualdad e Muller, Jorge Suárez se comprometía a «traballar para facer realidade o dereito a que se practiquen na nosa área sanitaria e no ámbito público as interrupcións voluntarias do embarazo», pero las mujeres siguen siendo remitidas a otros hospitales para abortar.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Las promesas de Jorge Suárez en Ferrol se diluyen después de tres años