«Hay vida más allá de Inditex»

Los emprendedores recién llegados al centro se muestran optimistas y consideran que el cierre de Zara no les va a perjudicar

Ana Belén Porta comanda La Lola, una nueva tienda de moda ubicada en la calle de la Iglesia, frente al Cantón
Ana Belén Porta comanda La Lola, una nueva tienda de moda ubicada en la calle de la Iglesia, frente al Cantón

FERROL / LA VOZ

Aunque muchos vecinos y comerciantes siguen pensando que el cierre de Zara ha dejado una herida abierta y difícil de curar en A Magdalena, hay quien opina totalmente lo contrario. Los emprendedores que se acaban de estrenar en el barrio ilustrado no comulgan con eso de que «el centro se muere» -esa frase tan manida por muchos ferrolanos- y consideran que el casco histórico puede resurgir si aprende a sacar provecho de sus principales bazas: el trato personal y un producto original y diferente a la oferta «homogeneizante» de los centros comerciales.

Así piensa Ana Belén Porta, una naronesa que hace apenas dos semanas abrió las puertas de La Lola en la calle de la Iglesia, donde vende ropa y accesorios de marcas españolas. «La gente me decía que estaba loca por montar algo aquí, pero a mí siempre me ha gustado el centro y creo que hay mucha gente como yo. No tiene nada que ver ir de compras por la ciudad, donde puedes callejear y pararte a tomar un café en una terraza, que hacerlo en un centro comercial cerrado y sin ventanas», advierte esta comerciante.

En su opinión, «hay vida más allá del imperio Inditex» y el centro debe darse cuenta de su enorme potencial. «Ferrol, si quiere, se levanta; pero tenemos que levantarlo entre todos», comenta Porta al tiempo que no oculta su satisfacción por la buena marcha del negocio. «Estoy encantada porque todos los días viene gente y hasta he tenido que reponer muchas prendas porque se me estaba agotando la mercancía», dice sonriente.

Dos calles más arriba, en la Real, un cartel anuncia la próxima apertura de la tienda MimoMiMóvil en el antiguo local de Bimba&Lola. Y subiendo hasta Dolores, dos nuevos negocios también invitan al optimismo: Dolores Lola y AC 1930.

Lola y Chus Sanmartín abrieron recientemente la tienda de moda femenina Dolores Lola
Lola y Chus Sanmartín abrieron recientemente la tienda de moda femenina Dolores Lola

Las hermanas Chus y Lola Sanmartín comandan la primera de ellas, donde se puede adquirir prendas de marcas como Derbais, Artlove o Castañeda, además de accesorios y bisutería. Ambas consideran que el cierre de Zara no les va a perjudicar -porque su oferta es diferente- y perciben la ubicación de su tienda en una calle peatonal como una ventaja, aunque creen que el Concello debería habilitar más aparcamientos en el entorno para revitalizar el centro. «Cuantas más tiendas pequeñas haya en A Magdalena mejor, porque así el abanico de la oferta será mayor y seremos capaces de atraer a más gente», comenta Chus. 

Beatriz Couce atiende a los clientes en AC 1930, una tienda donde se venden zapatos al precio único de 14,95 euros, además de bisutería, bolsos y pañuelos
Beatriz Couce atiende a los clientes en AC 1930, una tienda donde se venden zapatos al precio único de 14,95 euros, además de bisutería, bolsos y pañuelos

A pocos metros de allí, Beatriz Couce atiende a los clientes de AC 1930, un establecimiento que ya tenía presencia en Sada y en A Coruña y que el pasado 26 de marzo desembarcó en Ferrol (en el local de la antigua zapatería Ultra) de la mano de Jorge Tro. «Estamos muy contentos, porque la respuesta ha sido muy buena», anota este empresario madrileño afincado en Galicia desde hace ya catorce años. En las estanterías del establecimiento se pueden encontrar pañuelos, bolsos y mucha busetería, aunque su fuerte es el calzado, con zapatos que se venden a un precio único de 14, 95 euros. 

Aunque su trayectoria todavía es corta, Tro se muestra encantado con la marcha del negocio y atribuye buena parte del éxito a la ubicación del local. «Estamos en la misma calle que Mango y Supercor: en otra ciudad el precio de alquiler sería desorbitado, pero aquí hemos podido negociar y eso nos animó mucho», comenta el empresario. 

Como él, también miran al futuro con optimismo los emprendedores de la tienda de ropa Nueve Modas y de la peluquería canina Arte Can, dos de los nuevos negocios que se acaban de asentar en A Magdalena. El primero, en la calle Real, donde antes abría Nature, y el segundo, en la calle Arce, frente a la plaza de Amboage. 

Cristina, la dependienta de Nueve Modas -una tienda de ropa puesta en marcha por un empresario chino- cree que el cierre de Zara no solo no perjudicará al pequeño comercio, sino que incluso lo va a beneficiar, porque el buque insignia de Inditex «lo acaparaba todo». «Además, mucha gente nos ha comentado que nos les gusta tener que coger el coche para ir a comprar a Odeón», advierte. 

Menos optimista con respecto al barrio de A Magdalena se muestra Jericó Dopico-Dorrio, de la peluquería canina Arte Can, aunque considera que en su caso sí ha sido una buena elección. «El éxito no está garantizado, depende mucho de lo que vayas a montar, pero en nuestro caso sí nos pareció un buen lugar para emprender, porque en A Magdalena no había ninguna peluquería canina y era un hueco que estaba por cubrir», comenta desde su establecimiento de la calle Arce.   

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

«Hay vida más allá de Inditex»