La preocupación se adueña de Emafesa

FERROL CIUDAD

JOSÉ PARDO

El comité de empresa de la sociedad mixta de aguas censura la gestión del alcalde y los trabajadores comienzan a temer por sus condiciones laborales y de futuro

21 abr 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

«Vivimos al día; no sé si a fin de mes voy a cobrar». Es el sentimiento que dicen tener los trabajadores de la sociedad mixta de aguas Emafesa y que ayer trasladó a la opinión pública a través de este periódico el presidente del comité de empresa, Suso Castro (CC.OO.), mientras a las puertas de las oficinas se concentraban varias decenas de ferrolanos disconformes con la tasa de saneamiento del 2014, reactivada en noviembre pasado por el gobierno de Jorge Suárez.

La sociedad mixta, participada en un 51 % por el Concello de Ferrol y en el 49 % restante por Socamex, filial de Urbaser, cuenta actualmente con una plantilla de 70 empleados, de los que 14 asumen la encomienda añadida a su fin original de gestionar la estación depuradora de Caneliñas.

Suso Castro aseguró que la incertidumbre se ha adueñado del personal, porque, aunque por ahora están cobrando las nóminas, temen que cada una que les ingresen sea la última. Según explicó, Emafesa arrastra una gran deuda -se calcula que ronda los ocho millones de euros- por impagos de la electricidad, el canon del Concello, el de Augas de Galicia y también facturas de los suministradores. «A esta situación hay que añadirle que Narón no está pagando la tasa de saneamiento, que se la pagamos todos los ferrolanos, y el incumplimiento del alcalde y presidente de Emafesa, Jorge Suárez, que nos recibió, tuvo muy buenas palabras con nosotros y nos dijo que el Concello se iba a hacer cargo de la facturación desde abril, cuando se puso en marcha el saneamiento, hasta que se reactivó la tasa, pero no hizo nada», apuntó, añadiendo que todo eso repercute en los trabajadores. «Nos tienen bloqueada la negociación colectiva, que se inició hace un año y cuatro meses; seguimos con los salarios congelados desde el 2007 y con un futuro muy incierto», dijo Suso Castro, quien atribuye un «cero» a la gestión de Suárez. El secretario del comité, Alfonso Romalde (UGT), también denuncia «la no gestión del gobierno del alcalde, que no se preocupa de los trabajadores». Este representante sindical pone el acento en los bajos salarios de la plantilla, que sitúa en un 20 % menos con respecto a trabajadores de la misma categoría profesional de la empresa de limpieza (Urbaser) y en un 30 % en relación con los del Concello.