SOS por una caseta de socorrismo

Los socorristas de Doniños temen que Suárez no ponga una nueva como prometió


FERROL

Un dosis de altas temperaturas, pero también de óxido. La playa de Doniños ha estrenado el buen tiempo, pero sigue sin vislumbrar el estreno de una nueva caseta de socorrismo. A pesar del penoso estado, con el deterioro sumado este duro invierno, la instalación sigue presidiendo la entrada principal del arenal, por el lado de Outeiro. Y esto, a menos de dos meses del estreno de la temporada veraniega, el 15 de junio, en lo que a salvamento se refiere. Por ello, los socorristas ya están con miedo de volver a pasar una campaña estival como la del 2017, en la que tuvieron numerosas carencias de medios para desarrollar su labor. El Concello de Ferrol no les ha ofrecido, por el momento, ninguna garantía de cara al verano.

«Llevamos muchos años con el tema de la caseta a vueltas, sin solución», expresa un grupo de diez socorristas habituales en Doniños. Aseguran que el alcalde de Ferrol, Jorge Suárez, y el concejal de Seguridad, Álvaro Montes, les prometieron una nueva caseta que por fin reuniera todas las condiciones necesarias. Este compromiso, según dicen, lo adquirieron en el pasado mes de septiembre, en una de las reuniones entre ambas partes que se llevaron a cabo. Sin embargo, por el momento «no hay ninguna noticia» de este cambio. «No sabemos nada, tampoco del material», señalan. 

Robos durante el invierno

Un plato de ducha es lo poco que se puede ver en la caseta en este momento. Mientras un compartimento está cerrado, el otro, en el que precisamente se mudaron las puertas hace un año, fue desmantelado durante el invierno. Allí había un aseo, un lavabo o grifos, pero ahora no hay nada. Tampoco existe calentador. Los socorristas creen que los robos y, por lo tanto, la escasa seguridad han causado estas desapariciones en los últimos meses.

Además, los aparatos de ventilación están inundados de óxido, inutilizados, al igual que varios enchufes y el resto de la instalación eléctrica. Esto lo han provocado las inundaciones: el agua se asienta en el techo y se va filtrando hacia dentro. «El verano pasado nos llovía dentro», recuerdan. También hay incluso hay un par de cartones que pudieran ser de okupas. El desastre se completa con un grafiti exterior, el suelo abombado de las terrazas, un par de barandillas atadas con cuerdas y la ausencia de zócalo en parte de la terraza. Además, la caseta está apoyada sobre endebles troncos en la arena y las escaleras están oxidadas, tras una mano de pintura en el 2018 que de poco ha servido. Desde el Concello informan que sí hay una reforma prevista «para a temporada estival».

«Tendría que haber ya movimiento y estamos viendo que va a pasar lo del año pasado», señalan. Entre otras cuestiones, también solicitan mejoras de accesibilidad, para facilitar los traslados en camilla. Y, está claro, que no ocurra la confusión del 2017 para cubrir las plazas.

Un surfista fue rescatado en la playa de San Xurxo al no poder regresar a tierra

El Helimer 401 de Salvamento Marítimo tuvo que salvar en la tarde de ayer a un surfista en el agua de la playa de San Xurxo. Pasados unos minutos de las seis de la tarde, un particular avisó al 112 de que un deportista no podía regresar a tierra y estaba pidiendo auxilio. Salvamento movilizó el helicóptero y la Salvamar Betelgeuse. La aeronave lo rescató y lo transportó a Alvedro, donde tiene establecida su base, aunque el afectado no necesitó de asistencia médica. La lancha, mientras, pudo recuperar la tabla y devolvérsela a su propietario. En el lugar de lo ocurrido también se personaron efectivos de la Policía Local de Ferrol y del cuerpo de la Policía Nacional.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

SOS por una caseta de socorrismo