Los suvenires se abren paso entre los muros del Museo Naval

El centro museístico de antiguo Penal de San Campio estrena una tienda en la que se pueden comprar recuerdos, objetos náuticos y hasta el paraguas de Cifuentes

.En la tienda se pueden comprar recuerdos del Museo Naval y de Ferrol, pero también mucha ropa y decoración de inspiración marinera
En la tienda se pueden comprar recuerdos del Museo Naval y de Ferrol, pero también mucha ropa y decoración de inspiración marinera

ferrol / la voz

Cristina Cifuentes lleva varios días en boca de todo el mundo a cuenta de su famoso máster de la Universidad Rey Juan Carlos, pero hace dos años la presidenta de la Comunidad de Madrid acaparaba titulares por otra razón bien distinta. El llamativo paraguas con los colores de la bandera de España que lució entonces en el desfile de las Fuerzas Armadas celebrado en Madrid con motivo de la celebración del 12 de octubre hizo correr ríos de tinta en los periódicos. Y varios meses después y a cientos kilómetros de distancia, parece que el polémico parasol sigue despertando curiosidad.

De ello pueden dar buena fe Jacinto Huete y María José Cebreiro, quienes desde el pasado 28 de marzo llevan las riendas de Bita, la nueva tienda oficial con la que cuenta el Museo Naval en el corazón del edificio del antiguo Penal de San Campio. Y es que el célebre paraguas de Cifuentes se ha convertido en uno de los artículos más llamativos de este nuevo espacio comercial, aunque no es el único que acapara la atención de los visitantes.

En la tienda también se pueden adquirir muchos recuerdos para presumir de museo, además de reproducciones de artilugios náuticos como brújulas y sextantes, ropa y objetos de inspiración marinera y hasta tazas y velas decoradas con los emblemas de la Escuela Antonio de Escaño, la 31 Cuadrilla de Escoltas o el Juan Sebastián Elcano. «Además, ofrecemos un servicio personalizado, porque si alguien quiere un polo o una taza con el nombre del barco o la dependencia en la que estuvo destinado también se lo hacemos sin ningún problema», explica Jacinto Huete, quien también dirige una firma de serigrafía en la ciudad.

.El paraguas que lució Cifuentes en los actos del 12 de octubre del 2016 es uno de los artículos que más llaman la atención de los visitantes
El paraguas que lució Cifuentes en los actos del 12 de octubre del 2016 es uno de los artículos que más llaman la atención de los visitantes

Al empresario se le ocurrió la idea de montar el establecimiento hace pocos meses, durante un recorrido por el Museo Naval. «Por las noticias que leía en la prensa sabía que este espacio cada vez recibía más visitas, pero me chocó que no hubiese una tienda para adquirir algún recuerdo de Ferrol o del propio museo al finalizar el recorrido y fue así como surgió la idea», rememora Huete.

Lo suyo fue dicho y hecho. A su mujer también le sedujo el proyecto y en menos de un pispás ambos presentaron su propuesta a la Fundación Museo Naval -la institución privada que se encarga de gestionar los espacios comerciales de los museos de la Armada-, que finalmente aprobó otorgarles la concesión de un espacio de 70 metros cuadrados por un período de tres años.

.En la imagen, algunos de los artículos que se pueden encontrar en la nueva tienda del Museo Naval
En la imagen, algunos de los artículos que se pueden encontrar en la nueva tienda del Museo Naval

El resultado de esas gestiones se materializó la pasada Semana Santa, cuando Bita abrió sus puertas a los visitantes. «La verdad es que estamos muy contentos porque la tienda ha tenido muy buena acogida y en vacaciones tuvimos a muchísima gente», anota Huete, al tiempo que su mujer desvela el origen del nombre del establecimiento. «Bita es el poste de amarre de las embarcaciones. Se me ocurrió llamarle así porque es un nombre corto, femenino y que remite al mundo marinero».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

Los suvenires se abren paso entre los muros del Museo Naval