Aulas vacías para el próximo curso

La mitad de los colegios han recibido menos solicitudes que el año pasado, unas 460 para las 725 ofertadas, aunque en cinco centros deben dejar a niños fuera


Ferrol

El reparto de plazas entre los pequeños que comenzarán su etapa escolar el año que viene vuelve a dejar patente el problema demográfico de la ciudad. Ayer remató el primer plazo de un proceso en el que se reparten 725 plazas. En total se registraron unos 421 solicitantes, así que casi todas las aulas comenzarán el año escolar con muchos pupitres vacíos. Sin embargo, de acuerdo con los datos provisionales, al cierre de esta edición dos centros públicos tendrán que baremar: se trata del Ponzos, que ofrece 25 plazas y recibió 33 solicitudes; Esteiro, 27 peticiones para 25 vacantes. Entre los concertados son tres los que tienen más solicitudes que oferta: se trata del Belén (31 para 25 vacantes); Discípulas (27 para 25) y Lasalle, (32 para 25).

Precisamente en Lasalle el incremento de la demanda (el año pasado registraron 20 solicitudes para la misma etapa, alumnos de tres años) el incremento fue una sorpresa. «Hace varios años que no registrábamos más demanda que plazas y estamos muy contentos, aunque creemos que pudo deberse a que este año tenemos jornada continua», contaban desde el centro.

Otro concertado que ha mejorado resultados son las Discípulas, que tuvieron diez solicitudes más que el curso pasado y dos más de las que ofrecen (una clase de 25). El Belén experimentó otro incremento de alumnos: de las 20 solicitudes del curso pasado a 31, lo que obligará a aplicar el baremo para repartir las plazas, pues solo ofrece 25. Entre los concertados Cristo Rey es el que ha recibido más peticiones: «Entre 33 y 35 a la espera del cierre del proceso», según apuntaban ayer desde un colegio que también cuenta con jornada continua, pero que ofrece dos clases para los pequeños que comienzan la etapa escolar, es decir, 50 vacantes. Este centro de la avenida de Coruña obtuvo más solicitudes que el curso pasado, cuando contabilizaron 30. Algo que también sucede en Las Mercedarias, donde para dos clases de 25 se presentaron 30 peticiones de ingreso. El público de Esteiro recibió siete solicitudes más que el curso pasado.

Ponzos, el más solicitado

Entre los públicos el colegio del barrio de Ultramar, Ponzos, repite como uno de los más solicitados y tendrá que aplicar el baremo. Para las familias que solicitaron en centros con más demanda que vacantes se abre ahora otro plazo (del 1 al 12 de abril) en el deben presentar documentación para certificar los criterios de cercanía al centro y hermanos escolarizados, entre otros que priman en el proceso. Antes del 25 se publicarán las listas provisionales de admitidos con las puntuaciones. Habrá entonces cinco días para reclamar ante el consello escolar o el titular del colegio (en los concertados). Y antes del 15 de mayo se publicarán las listas definitivas de admitidos y no admitidos. Por último, del 20 al 30 de junio se formalizará la matrícula.

La demanda 

En los centros públicos:

  • A Laxe: oferta 25 plazas y tuvo 4 solicitudes
  • Esteiro: tiene 25 plazas y 27 peticiones, así que debe baremar y dejar a tres fuera
  • Recimil: tiene 50, lo pidieron como primera opción 10
  • Isaac Peral: 50, 36
  • Manuel Masdías: 25, 9 solicitudes
  • Pazos: 25, 7 peticiones
  • Ponzos: 25, 33 solicitudes y debe baremar
  • Cruceiro de Canido: 50, 30 peticiones
  • San Xoán da Filgueira: 25,12 solicitudes
  • Juan de Lángara: 25, solicitado por 14

Concertados

  • Belén: 25 plazas, 31 solicitudes, debe baremar
  • Cristo Rey: 50 vacantes, 35
  • Compañía de María: 50, 27 peticiones
  • Discípulas: 25 plazas, 27 solicitudes. Debe baremar
  • La Salle: 25, 32 plazas, debe baremar
  • Lestonnac: 15
  • Ludy: 25 plazas, 21
  • Mercedarias: 50, 30 solicitudes
  • San Rosendo: 25, 11
  • Tirso de Molina: 33
  • Valle Inclán: 25, 10

Fuentes: los propios centros 

En los concertados quedan vacías unas 140 plazas y 125 en los públicos

B. A.

En la ciudad hay 29 aulas esperando a los pequeños de tres años

Los once centros concertados ofrecen 400 plazas en 16 aulas para niños de tres años y al menos 140 van a quedar vacantes. En los diez públicos hay trece clases con 325 puestos y al menos 125 mesas quedarán vacías. Es significativo el baile entre centros de alumnos de cursos superiores que cambian por motivos familiares o proyectos educativos.

Juan de Lángara, más de 5.000 metros de colegio y 14 solicitudes

El centro público Juan de Lángara es uno de los que ilustra la falta de alumnos. Ahora mismo no llega a los 200 escolares en total y para el curso que viene ha mejorado la matrícula para los pequeños de tres años (de 11 a 14), pero apenas llenarán el aula de 25 plazas prevista para el primer tramo de Infantil. Y todo a pesar de que las instalaciones están renovadas (acaban de estrenar una sala de lectura), cuentan con un proyecto educativo interesante y la directora, Esperanza Díaz, se vuelca con el centro. Tienen claro que se trata de un problema demográfico, hace décadas este centro superaba el millar de alumnos. 

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

Aulas vacías para el próximo curso