Una aplicación permitirá seguir las procesiones y obtener toda la información de la Semana Santa

LA VOZ FERROL

FERROL CIUDAD

La Junta de Cofradías ha solicitado al Concello la cesión de los bajos de la Cuesta de Mella para la creación de un museo

04 mar 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

Una aplicación, que en breve se podrá descargar en Google Play (para dispositivos móviles con el sistema operativo android) y a través de la web de la Semana Santa, permitirá seguir las procesiones y acceder a toda la información sobre las actividades de la Semana Santa y la oferta turística de Ferrol. César Carreño, presidente de la Junta General de Cofradías y Hermandades de la Semana Santa, presentó ayer este nuevo servicio, junto a Ramón Sánchez, responsable de Freeman Galicia, la empresa que ha diseñado la app, con una sección de noticias, una agenda de eventos y contenidos exclusivos, como fotografías, la Ruta Cofrade o los puntos de interés, en función de la ubicación del usuario.

 En esta plataforma se ofrecerán contenidos en castellano, gallego e inglés (pronto incluirá el francés, avanzaron). Sánchez destacó que es compatible con móviles antiguos, el sencillo manejo y la tipografía, «fácil de leer para cualquier persona».

Críticas a la Diputación por el retraso en imprimir la revista y el procesionario

Carreño anunció, por otro lado, que la entidad que preside ha solicitado formalmente al Concello la cesión de los bajos de la Cuesta de Mella para la creación de un museo de la Semana Santa, en un discurso cargado de ironía: «Ferrol tiene muchas tradiciones: las Meninas, de ayer por la tarde, y la Semana Santa, que lleva 400 años aquí presente [...]. Hay capuchones de todos los colores [en alusión a las diversas ideologías que aúna la celebración]». El edil de Cultura, Suso Basterrechea, recogió el guante sobre la petición del museo e invitó a los representantes del PP local presentes en la presentación, ayer en el Casino, a hacer lo mismo, por si, en las elecciones de 2019, «os capuchóns cambian de cor». El concejal elogió «o durísimo traballo» que conlleva preparar la Semana Santa.