Un mercado de A Magdalena más gélido que estar en la calle

La falta de tres puertas afecta tanto a los vendedores que ayer varios se quedaron en casa para no enfermar


Ferrol

«Hace más frío aquí dentro que en la calle, fíjate que tengo la nevera a menos dos grados y siento calor cuando entro», así resumía María Prim el calvario que supone pasar jornadas frías en la zona de pescadería del mercado de A Magdalena. Faltan tres puertas: una desde hace dos años, otra desde hace tres y la tercera se rompió el pasado mes de diciembre. Así que el cruce de corrientes complica el trabajo y la salud a los vendedores. «Aquí cogemos un catarro o una gripe y ya no nos recuperamos, por eso hay personas que no pueden venir a trabajar para no recaer», cuenta María, que se siente afortunada porque su puesto es uno de los que está contra la pared y no tan expuesto como los centrales.

El concejal responsable de los mercados acudió ayer a la plaza, aunque solo pudo explicar que las puertas están encargadas y en proceso de fabricación.

Con los placeros tiritó todo Ferrol, en especial los trabajadores a los que no les quedó más remedio que trabajar a la intemperie, como los dos pintores que retocaban las ventanas que se están cambiando en la casa consistorial de la plaza de Armas. «Estamos acostumbrados, pero hoy no ha sido lo peor», contaba Leonardo Rendol desde lo alto de una escalera. Su compañero, Manuel Pérez, asegura que cuando les tocan trabajos de interior está más contento. Junto a ellos camareras como María, o Juan, que ayuda en la puerta de un súper a las personas que se lo piden, pasaron un día complicado a pesar de que se abrigaron como pudieron: «La nieve es bonita en las postales», zanjaban.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un mercado de A Magdalena más gélido que estar en la calle