Dos marinos ferrolanos lanzan una botella al mar y aparece en Puerto Rico dos años después

FERROL CIUDAD

Dos miembros del buque Patiño, Carlos San Lucas y Cristian Carnero, tiraron hace dos años en el Atlántico Norte una carta dentro de un recipiente de vidrio que ha sido encontrada por una pareja puertorriqueña

25 feb 2018 . Actualizado a las 14:17 h.

«¡Hola! No sabemos cuánto tiempo habrá pasado desde que esta botella se tiró al agua y tú o vosotros la habéis cogido». Este es el principio del mensaje que imprimieron los ferrolanos Carlos San Lucas y Cristian Carnero. En una cara del folio en español y en la otra, en inglés. Lo enrollaron y, junto a una foto de ambos y otra del buque Patiño, lo metieron en una botella de vidrio verde. Pusieron el corcho y, rumbo a Halifax (Canadá), la lanzaron en el Atlántico Norte. Ahí se quedó la historia, el 8 de febrero del 2016.

El pasado 16 de febrero, dos años y ocho días después, Johvan Vázquez y Tracy Díaz decidieron ir a la Poza de las Mujeres, una pequeña playa de Manatí (Puerto Rico), uno de los rincones que sacudió hace unos meses el huracán María. Al llegar, la pareja se sentó sobre la arena. Al poco tiempo, ambos se fijaron en que había una botella y ella, con la intención de recogerla y tirarla a la basura, se levantó a por ella. «¡A lo mejor tiene un mensaje!», ironizó él. La broma pronto dejó de serlo. Tracy se hizo con un sacacorchos, la abrió y ambos vieron el gran tesoro que escondía en su interior. «Para mí fue increíble, una sorpresa. Llevábamos desde julio sin ir allí y la recogimos simplemente para que no se quedara en la arena», cuenta Johvan a La Voz a través del teléfono desde Puerto Rico.

Como los marinos ferrolanos dejaron varias formas de contacto, lo primero que hizo la pareja fue enviarles un mensaje. Carlos no tardó en contestar. «Ni me acordaba ya, sí que llegó lejos, la verdad. Pues un placer conocerte», le respondió. Ellos ni siquiera recordaban haberla lanzado al mar, así que la incredulidad fue máxima. Carlos se encuentra ahora en Ferrol, mientras Cristian está embarcado, en aguas africanas, en el mismo buque desde el que se lanzó la botella. La publicación que hizo Johvan en Facebook se hizo viral en Puerto Rico y ha sido compartida casi 18.000 veces. «Hablé con un amigo que me contó que lanzaron hasta nueve botellas en Italia pero nunca les ha llegado una respuesta. Sin embargo, ellos lanzaron una sola y tuvieron buena suerte», comenta el receptor. En las corrientes podría estar el porqué de su destino, aunque es cierto que había muchas más probabilidades de que acabara perdida.