Ferrol quiere que Zara se quede

Las entidades vecinales, comerciales, empresariales y de hostelería hacen un frente común con el Concello a favor de la permanencia de la tienda del grupo Inditex


Ferrol

No habrá movilizaciones, al menos ayer se descartó esa posibilidad, pero los comerciantes, los hosteleros, los empresarios y las entidades vecinales de Ferrol hacen un llamamiento a la corporación municipal y a la sociedad ferrolana en general para que «siga la lucha silenciosa» contra el cierre de la tienda de Zara de la calle Real. Sin que por parte del grupo Inditex se hubiese confirmado la desaparición de la firma del casco histórico de A Magdalena se da por hecha, porque además coincide con la expansión de las tiendas del imperio de Amancio Ortega en el centro comercial Odeón de Narón.

El alcalde de Ferrol, Jorge Suárez, dio un primer paso la semana pasada con el envío de una carta y la petición de una entrevista con el máximo responsable del gigante textil, para la que aún no hay respuesta. Y ayer hicieron público su interés por la permanencia de Zara en la ciudad la mayoría de las asociaciones de vecinos de Ferrol, no solo las del centro, la Asociación de Comerciantes de Ferrol-A Magdalena (Acof), ECHO Catabois, la Confederación de Empresarios de Ferrol, Eume y Ortegal (Cofer), la Asociación de Empresarios de Hostelería de Ferrol y Comarca, y la Asociación de Amas de Casa y Consumidores. Representantes de estas entidades comparecieron ayer ante la prensa, junto con el concejal Álvaro Montes, para plantear la necesidad de hacer un frente común en defensa de la permanencia de Zara en la calle Real.

Álvaro Montes destacó el «valor sentimental» de este establecimiento «emblemático» para Ferrol, donde lleva instalado treinta años, y planteó la necesidad de abrir una vía de negociación que permita a los responsables del grupo cambiar de opinión. El portavoz municipal aseguró que el gobierno está abierto a cualquier iniciativa de asentamiento, en alusión a la posibilidad de que la tienda pudiera trasladarse a otro edificio del grupo situado en la misma calle.

Por su parte, Cristóbal García Nores, de Acof, habló del «malestar y preocupación» que hay en la ciudadanía por la marcha de Zara, apostillando que no solo afecta al comercio, sino que «es un golpe para la ciudad».

Según García Nores, no se trata de un tema partidista, por lo que entiende que en la comparecencia de ayer «tendría que estar la corporación entera», porque «quien pierde es Ferrol, en un momento en el que estamos peleando por la rehabilitación y la repoblación». En esta línea, apuntó que «cada vez que cierra un comercio somos menos ciudad», añadiendo que Ferrol siempre fue referencia comercial para la comarca y tiene que seguir siéndolo. A su modo, la política de traslado de las tiendas de las ciudades a los centros comerciales «es algo que en Europa ya está superado», dijo, apuntando que «esta marcha nos borra comercialmente del mapa y no podemos ser la única de las ciudades de Galicia que lo pierde».

El hostelero Emilio Vázquez también hizo pública la preocupación del sector al que representa, porque un negocio como Zara genera mucho movimiento y da vida al centro. «Tenemos pena de que se vaya, pero no podemos rendirnos y procurar que venga otro negocios», dijo y apuntó la necesidad de retomar el trabajo iniciado hace años para que el centro no se muera.

Miguel Rodríguez, de ECHO Catabois, aseguró que la marcha no solo afecta al barrio de A Magdalena e hizo un llamamiento a la unidad de todos los negocios de la ciudad «para hacerla atractiva».

En representación de las asociaciones vecinales, Maite Fernández apuntó la necesidad de potenciar el comercio del centro, «porque es donde vivimos y para ir a los centros comerciales ni siquiera tenemos transporte público».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

Ferrol quiere que Zara se quede