Defensa y Concello se responsabilizan mutuamente del retraso del convenio

Las dos administraciones señalan que faltan documentos previos a la firma


Ferrol

El Ministerio de Defensa y el gobierno de Ferrol se enredan de nuevo en la negociación del convenio sobre la cesión de las propiedades desafectadas de uso militar. Por parte del ministerio se indica que el acuerdo está pendiente del correspondiente proyecto de parcelación y urbanización del antiguo cuartel Sánchez Aguilera y desde el Concello se puntualiza que la reparcelación, que es lo que le compete a la administración local, ya está realizada desde el 2011 y que solo restaban algunos ajustes, añadiendo que lo que realmente falta es el proyecto de urbanización por parte de Defensa.

En una información facilitada por el ministerio a La Voz se recuerda que el convenio suscrito entre el Concello de Ferrol y el Instituto de Vivienda, Infraestructura y Equipamiento de la Defensa (Invied) en el año 2015 marcaba varios objetivos. Se trata de la transmisión de diferentes propiedades de Defensa como contraprestación a la ejecución, por parte del Ayuntamiento, de una modificación puntual del Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM) en el ámbito del cuartelillo de Marinería y la elaboración de un Plan Especial de Reforma Interior (PERI) en la zona del acuartelamiento Sánchez Aguilera que permitiría al Invied recoger los aprovechamientos urbanísticos pactados, más una cantidad en metálico.

Defensa añade que, a día de hoy, el convenio no se ha concluido, ya que está pendiente el correspondiente proyecto de parcelación y urbanización.

Por parte del Concello, la concejala de Urbanismo, María Fernández Lemos, señala que, en realidad, son dos proyectos diferentes y precisa que el de reparcelación del Sánchez Aguilera ya está elaborado desde el año 2011 y que solo habría que realizar unos ajustes por los cambios introducidos ante la renuncia de Defensa al 10 % del aprovechamiento urbanístico de la parcela.

Por lo tanto, Fernández Lemos apunta que lo que resta es el proyecto de urbanización, cuya redacción compete al Invied.

Respecto a estas diferentes versiones de las causas que están frenando la firma del convenio, cabe recordar que el Concello se había comprometido, en enero del 2016, a remitir a Defensa una nueva propuesta de reparcelación del Sánchez Aguilera para modificar los usos a los que estaba destinado el suelo en el acuerdo suscrito inicialmente en el año 2015 por el anterior alcalde del Partido Popular.

En cuanto a la urbanización del antiguo cuartel, la propuesta diseñada por el Invied se encontró con el rechazo del Concello. El Ministerio fijaba un plazo de seis años desde la aprobación definitiva de la delimitación del polígono para la ejecución de la totalidad de las obras -demolición y urbanización-, con una inversión de alrededor de 12 millones de euros. El gobierno local se mostró disconforme con que la intervención se desarrollase en varias etapas y defendía que se hiciera de una atacada, «dado o seu carácter público e estratéxico en relación á ordenación da cidade de Ferrol e a priorización que establece o vixente planeamento municipal», según se alegaba en un informe elaborado por el arquitecto municipal de Planeamento e Xestión.

El Invied ya había advertido en noviembre que el acuerdo podría resolverse

Lemos destaca que el convenio debería haberse ejecutado en el 2011

La Voz

La falta de avance en las negociaciones ya había propiciado que en noviembre del año pasado el Invied advirtiese de que se daban todas las condiciones para resolver el convenio por incumplimiento. Se refería, concretamente, a que el Concello ya debería haber aprobado definitivamente el PERI del Sánchez Aguilera y el proyecto de reparcelación en un plazo de 12 meses a partir de la firma del convenio, que se suscribió en marzo del 2015 y que fue aprobado en septiembre por el secretario de Estado de Defensa.

No obstante, los responsables del ministerio se mostraban dispuestos a negociar sobre la petición municipal de reducir los plazos para la demolición de las actuales construcciones y la urbanización de la parcela, si bien matizaba que lo haría «una vez cumplidas el resto de las condiciones del convenio». Se refería al pago de los 420.000 euros pendientes -se abonaron 140.032 en el momento de la firma- y la aprobación del proyecto de reparcelación.

A partir de ahí, Defensa ya estaría en disponibilidad de transmitir las propiedades acordadas, entre las que, además del Sánchez Aguilera, figuran la antigua estación radio de Mandiá y el observatorio de Monteventoso, que fueron incorporadas en 2015 a un acuerdo que se comenzó a gestar hace casi treinta años. A este respecto, la concejala de Urbanismo, María Fernández Lemos, manifestó que el convenio debería de haberse ejecutado en el 2011, cuando se aprobó el PERI del Sánchez Aguilera, «sin esperar a firmar otro en el 2015, en campaña electoral con dos fincas más y con nuevas condiciones».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

Defensa y Concello se responsabilizan mutuamente del retraso del convenio