Javier Gutiérrez: «Tenemos que hinchar el pecho por Ferrol y quererlo mucho»

«Si esto me pasara con 18 años, igual me volvía gilipollas», dice sobre su etapa de súper popularidad

.

Ferrol

Javier Gutiérrez, (Luanco, 1971), atraviesa por un momento profesional dulce, con trabajo en dos series, en el cine -ha vuelto a ser nominado a Los Goya- y a punto de arrancar nuevo proyecto teatral.

-Presume de ferrolano, y aunque nació en Asturias, le consideramos uno de los nuestros. Lleva ya unos días en Ferrol, ¿no?

-Yendo y viniendo porque estoy terminando de ensayar una película que comienzo ahora en Barcelona a finales de enero, pero sí, he pasado aquí la Nochebuena y la Nochevieja.

-Se le ve paseando mucho.

-Siempre digo que tengo alma de jubilado, me gusta mucho pasear. Me apetece mucho vivir la ciudad, ver qué se ha abierto nuevo y lo que se cierra, por desgracia, me gusta saludar a la gente, reencontrarme con los amigos.

-Además, ejerce de ferrolano.

-Claro. El otro día en una librería, alguien de fuera de Ferrol, que estaba casada con un ferrolano, me dijo que esta era una ciudad triste y le dije que se equivocaba, que esta es una ciudad que tiene poesía. Guardando las distancias, me recuerda mucho a Lisboa. Tiene una cosa muy hermosa y muy poética esta ciudad.

-¿Para valorar la ciudad hay que ser ferrolano y haber vivido fuera un tiempo?

-Creo que tiramos hacia abajo de esta ciudad pero hay que hinchar el pecho y rescatar lo bueno que tiene. Es verdad que ha cambiado mucho en muy poco tiempo, ha disminuido mucho en número de habitantes, ha perdido músculo económico, ha pasado por mil vicisitudes. Pero aun así, desde dentro y desde fuera, creo que tenemos que sacar pecho y quererla mucho.

-¿Cómo se puede hacer tanto trabajo en tan poco tiempo y no morir en el intento?

-El trabajo retroalimenta el trabajo y más en una profesión en la que es tan necesaria la visibilidad. En noviembre estrené tres trabajos, dos de ellos en la televisión y uno en el cine y los tres de protagonista.

-¿Lo había soñado o le ha cogido de sorpresa?

-No hay nada premeditado en esto. Siempre digo que me considero un actor de teatro, aunque cada vez hago menos. El cine y la televisión te brindan oportunidades a día de hoy y no sabes si mañana te va a seguir sonando el teléfono. De repente me veo inmerso en proyectos con mucha trascendencia. La gente los sigue y me he convertido en un actor que suena para protagonizar proyectos cosa que hasta hace unos años no es que fuera impensable pero yo lo veía demasiado lejos.

-Pero sigue teniendo los pies en el suelo.

-Es que no puede ser de otra forma. La popularidad y el éxito me llega demasiado tarde. Si esto me pasara con 18 años, igual me volvía un auténtico gilipollas.

-¿El teatro está aparcado?

-En unos meses comenzaré los ensayos de ¿Quién es el señor Smith?, un texto que triunfó en Francia y que dirigirá Sergio Peris. Me apetece mucho volver al escenario y la traeremos aquí.

Votación
57 votos
Comentarios

Javier Gutiérrez: «Tenemos que hinchar el pecho por Ferrol y quererlo mucho»