Lavado de cara a dos edificios singulares de A Magdalena

El inmueble de la calle Méndez Núñez diseñado por Ucha y el del cine Avenida mejoran su imagen

.

FERROL

En el barrio de A Magdalena conviene mirar siempre hacia arriba por los regalos a la vista que uno se puede encontrar. «La obra nueva casi ha desaparecido, pero la rehabilitación empieza a pujar con bastante fuerza», comentaba hace unas semanas el presidente en Ferrol del Colegio Oficial de Arquitectos de Galicia, Ramón Montero. Aunque todavía queda mucho por recuperar, lo cierto es que cada vez son más propietarios los que se animan a embellecer sus edificios.

En la actualidad hay dos inmuebles tapados por los andamios que llaman la atención. Por un lado, el diseñado y construido en los años veinte por Rodolfo Ucha Piñeiro en la esquina entre la calle de la Iglesia y la Méndez Núñez. Por otra parte, el que se levanta encima del antiguo cine Avenida, en la calle Dolores, 54.

En el de Ucha se ha iniciado la rehabilitación de la fachada y la cubierta que, como en otros edificios del conocido arquitecto, es lo que le aporta su singularidad. El inmueble está notablemente deteriorado y lo que se busca es recuperar su aspecto original, algo imprescindible teniendo en cuenta el grado máximo de protección de Patrimonio. 

Referencia del Modernismo

«Destaca la verticalidad que alcanzan sus plantas. En la fachada se articulan distintos vanos con sus respectivos balcones de estructura en hierro forjado. Es admirable la fusión de líneas curvas con líneas rectas en su composición», destaca una guía municipal sobre Modernismo. El edificio está ahora deshabitado, pero la intención de los propietarios es también acondicionar su interior -en este caso, sin prisa- y que vuelva a haber residentes. Tiene un bajo comercial y una vivienda por cada uno de sus tres pisos. «A todo el mundo, desde el Concello a los que estamos implicados, nos ha alegrado esta rehabilitación», destaca una persona vinculada a la obra.

.

La acometida en el inmueble del cine Avenida iba dirigida igualmente a recuperar su estado inicial. Sin embargo, la suciedad incrustada en el cemento obligó a pintar la fachada de un color que se adaptase, siempre siguiendo las recomendaciones de Patrimonio. Asimismo, se está reparando la cubierta.

Mientras, en la fachada del cine en sí, que ocupa el bajo y parte del primer piso, se borrarán las pintadas y se pulirán los mármoles. El espacio, de unos 800 metros cuadrados, sigue en venta y más de una vez se ha reseñado que es idóneo para convertirlo en un local lúdico (discoteca, piano bar...). El cine fue construido por el arquitecto Rafael González Villar y dejó de funcionar en el 2001.

Votación
10 votos
Comentarios

Lavado de cara a dos edificios singulares de A Magdalena