O Sino, una ampliación que no llega

La mejora del enlace de la AP-9 es una antigua demanda de los vecinos, sobre todo desde que se ha incrementado el tráfico que se dirige a los ensanches

.

Ferrol

El acceso a la autopista desde la calle Cabalo Blanco a la glorieta de O Sino, en Santa Mariña, registra a diario gran cantidad de tráfico rodado, porque sirve de punto de salida y entrada a la AP-9 desde los dos ensanches ferrolanos y la zona de San Xoán. Se trata de un antiguo camino de servidumbre de las fincas que fueron expropiadas a principios de la década de los noventa para la construcción de las obras del Acceso Norte a Ferrol y que, cuando se llevó a cabo la infraestructura viaria en la que posteriormente desembocaría la autopista, el antiguo Ministerio de Obras Públicas (MOP) asfaltó como vía de servicio.

A día de hoy sigue prácticamente igual, con la salvedad de una pequeña ampliación del ancho de la calzada acometida durante el mandato del popular Juan Juncal (2003-2007) y de posteriores asfaltados.

La citada vía de acceso parte de la calle Cabalo Blanco y discurre en paralelo a la autopista hasta la rotonda de O Sino, en la que es necesario hacer un giro de 180 grados, en plena glorieta, para enfilar el carril de incorporación a la AP-9. La calzada es de doble sentido, no está pintada la línea de separación de los mismos y carece de arcenes para los peatones.

Estas condiciones la convierten en una vía peligrosa, en la que, debido a su estrechez cuando se cruzan dos vehículos, concretamente dos turismos o furgones pequeños, ya se ocupa toda la calzada. En ningún caso hay espacio para el cruce de dos camiones o un camión y un furgón.

La asociación de vecinos del Ensanche A reclama la ampliación y mejora del ancho de la calzada, así como la búsqueda de una solución más adecuada que la del giro de 180 grados dentro de la rotonda de O Sino para acceder a la autopista. Como medida de seguridad, algunos conductores ya optan por dar la vuelta completa a la glorieta y entrar de frente en el entronque con la AP-9.

La intensidad de tráfico que registra este antiguo camino asfaltado es bastante elevada, ya que cada día circulan por el mismo varios centenares de vehículos. Las inadecuadas condiciones del mismo derivan en numerosos accidentes de tráfico, si bien la mayoría de ellos se saldan con el parte amistoso porque se trata solo de daños.

No hay ninguna propuesta

El presidente de la asociación de vecinos del Ensanche A, Alejandro Dopico, manifestó ayer que no existe ningún plan de mejora del citado vial de acceso a la autopista, por lo que reclaman una intervención en la zona en materia de seguridad vial. Según este dirigente vecinal, las únicas actuaciones que se hicieron en las últimas décadas consistieron en la ampliación del ancho de la calzada en unos diez centímetros y en la pavimentación.

La asociación demanda, asimismo, que se le dé continuidad hasta la zona en la que está previsto construir un acceso rodado sobre la vía férrea y la demandada pasarela peatonal para unir Santa Mariña con el Ensanche A.

Respecto a los orígenes del entronque desde Cabalo Blanco a la autopista, el que ostentaba la concejalía de Urbanismo cuando se construyó la segunda fase del Acceso Norte, Román Cenalmor Balarí, del Partido Popular, recordaba ayer para La Voz que la pavimentación de esa servidumbre fue una de las varias demandas atendidas en las negociaciones con el Ministerio a raíz de la incomunicación en la que quedó Ferrol en 1998 por la rotura del puente de As Pías, junto con la de que la autopista fuese gratis hasta Fene.

El Ensanche A y Santa Mariña amenazan con movilizarse por la pasarela peatonal

Los representantes de los barrios quieren forzar la construcción

La Voz

«Estamos dispostos a mobilizarnos, porque xuntos somos a forza do barrio. Queremos a pasarela xa». Así de rotunda se manifestó ayer la presidenta de la asociación de vecinos de Santa Mariña, María Rivera, en una rueda de prensa convocada por el grupo municipal del BNG, en la que también participaron directivos de la asociación vecinal del Ensanche A. Los representantes de ambos barrios de Ferrol se muestran dispuestos a forzar la construcción de la reivindicada pasarela peatonal que unirá ambos lados de la vía férrea y, según dijeron, no aceptan más «disculpas e mentiras» por parte del gobierno municipal. En esta línea, el presidente del Ensanche A, Alejandro Dopico, expresó su deseo de que «o vindeiro ano haxa vontade política de facer a obra e de que este goberno non pase a historia como o que menos fixo por Ferrol».

Según indicó el portavoz del BNG, Iván Rivas, en la actualidad ya no hay ningún impedimento para que pueda construirse la pasarela. En este sentido, recordó que en octubre se aprobó por unanimidad una moción en ese sentido y tachó de falsedad el anuncio del alcalde de que el proyecto de ejecución ya estaba encargado, cuando todavía se hizo el pasado día 13, y también la existencia de un informe desfavorable de Adif. «O informe é favorable e o que plantexaron foron dúas cuestións específicas, que haberá que corrixir», dijo Rivas, añadiendo: «Temos os informes precisos e non queremos que se empregue ós veciños como escusa de que se vai modificar o ancho da pasarela, o que implicaría un novo proceso».

Demandan solución al problema del giro de 180 grados que hay que dar para enfilar el acceso

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

O Sino, una ampliación que no llega