El buque Patiño continúa su lucha contra la piratería en Tanzania

La ciudad de Dar es-Salam, la más poblada del país africano, es su primera escala


Ferrol

El buque de aprovisionamiento en combate Patiño, con base en Ferrol, continúa inmerso a pleno rendimiento en la operación Atalanta contra la piratería, que se desarrolla en el océano Índico. Algo más de dos semanas después de entrar a formar parte de la misión, en una ceremonia que tuvo lugar en Yibuti, la unidad ha realizado su primera escala al otro costado del cuerno de África.

El Patiño alcanzó durante el día de ayer Dar es-Salam, la que con más de cuatro millones de habitantes es la ciudad más poblada de Tanzania -la capital es Dodoma-. Allí, en la cuenca somalí, el buque proseguirá con el cometido de reforzar la seguridad marítima, basada en la disuasión de ataques a buques civiles que operan en la zona.

A la unidad con base en el Arsenal todavía le restan más de cuatro meses para regresar. En ese tiempo, el descanso será necesario para la dotación, que ha disfrutado esta semana, coincidiendo con los festivos en España, de sus primeros cuatro días libres, aunque con la vista puesta en el mar las 24 horas. 

Paso del Ecuador

Esta semana, además, tuvo lugar a bordo del barco un momento especial: el cruce de la línea imaginaria del Ecuador. Es una tradición realizar una ceremonia dedicada al Dios Neptuno, que toma la posesión del barco de forma simbólica en ese instante.

En esta ocasión, el acto comenzó a las diez de la mañana. El cabo primero más antiguo de a bordo se convirtió en Neptuno, se sentó en la silla del comandante y anunció por la megafonía que estaban en sus aguas y que los demás debían pagar tributo si quieren conservar la vida. A continuación, en la cubierta de vuelo se dispuso una piscina, en la que casi un tercio de la tripulación fueron bautizados. Se trataba de aquellos que vivieron por primera vez el paso del Ecuador, entre los que incluso había personal de la Armada con más de dos décadas de experiencia que no había pasado por ese momento.

Además de la ceremonia, se llevó a cabo el pintado de rojo del alavante del buque, la guía de proa por la que pasan las estachas de amarre en el puerto. Este gesto lo realizó el oficial más joven del destino de maniobra para que todos sepan que el Patiño navegó por las aguas del hemisferio sur en el último año.

Cita con el dentista en el Cantabria

En medio del mar Mediterráneo también existe la posibilidad de acudir a una cita con el dentista. Esto ocurre gracias a una de las capacidades, el servicio de odontología a bordo, con las que cuenta el buque logístico Cantabria, que en este momento se encuentra al mando de la operación Sophia.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El buque Patiño continúa su lucha contra la piratería en Tanzania