Las restricciones de agua podrían llegar a las viviendas en enero

La situación de As Forcadas, a la mitad de su capacidad, llegaría a alcanzar límites históricos si continúa la sequía


FERROL

El plan preventivo de ahorro de agua activado por el Concello de Ferrol, debido a la situación del embalse de As Forcadas, podría derivar en restricciones en las viviendas de mantenerse la sequía actual en enero. Así lo anunció ayer el alcalde de la ciudad, Jorge Suárez, tras enumerar el paquete de medidas que por ahora son órdenes para al ámbito público y recomendaciones para el apartado privado. «Non é unha situación de alarma extrema, pero si que é necesario tomar estas medidas preventivas», expresó el regidor, que mantuvo una reunión ayer con los responsables de los servicios municipales.

La instalación de As Forcadas se encontraba en la última medición realizada al 50,34 % de su capacidad, cuando en el mes de mayo estaba prácticamente a plena ocupación. De hecho, a principios de septiembre, Emafesa remarcaba que el embalse estaba más lleno que al año anterior.

Sin embargo, la situación ha cambiado mucho y, de seguir este ritmo de escasos chubascos, el mes de enero podría ser el límite. La Xunta activaría la alerta de sequía, según trasladó el alcalde, si el nivel baja del 20 %. «Non queremos chegar a cortes totais nocturnos como ocorre noutras cidades, polas dificultades que iso entraña para a cidadanía», agregó Suárez. La pluviometría media desde el 2001 al 2016 fue de 270 litros por metro cuadrado; este mes, se encuentra en 82,4. El nivel más bajo de los últimos registrados (42,8 % de ocupación) se dio en octubre del 2001, pero en ese momento las lluvias cambiaron el escenario.

Con el fin de no llegar a una situación límite en enero, de persistir la sequía actual, el gobierno realizó además una solicitud a Augas de Galicia, con el fin de que rebaje el ritmo de vaciado del pantano. Se trataría de pasar de los 359 litros por segundo actuales a los 171 que permite la normativa vigente.

Entre los más llenos

La situación es tan límite en la demarcación hidrográfica Galicia-Costa que, a pesar de los negativos datos actuales de As Forcadas, se encuentra como el quinto embalse con mayor porcentaje de agua. Su 50,34 % solo queda por detrás de Tour (91 %), Pontillón do Castro (86 %), Vilasenín (74 %) y Eume (63 %).

El pantano abastece los municipios de Ferrol, Narón, Fene, Ares y Mugardos, a través de la depuradora de Catabois, y a Valdoviño, con gestión propia.

«Llueve en días aislados y eso aquí no basta»

Cuando al meteorólogo Carlos Fernández Balseiro, de 4gotas, se le comenta que el nivel del embalse de As Forcadas ha descendido a la mitad, responde al instante: «Y seguirá bajando». El chaparrón previsto para la pasada noche, así como para hoy y mañana no salvará la situación actual, a la que se ha visto abocado el pantano por la sequía que sufre Galicia desde hace meses.

«El problema es que cuando llueve, como esta semana, lo hace de manera aislada y no muchos días consecutivos. De este modo no basta para que los embalses aumenten su capacidad», comenta Balseiro. El meteorólogo adelanta que, después de estos días de chubascos, habrá el doble de jornadas secas, sin apenas cuota de lluvia y con un viento del nordés que a mayores secará el terreno. «La primera quincena de diciembre será seca», adelanta.

Mas allá de la mitad del próximo mes es pronto para realizar una predicción, pero los augurios, por lo visto desde hace tiempo, no son buenos. Hasta enero, el límite que podría marcar el inicio de las restricciones en las viviendas, la predicción de que caiga agua es deficitaria.

El actual mes de noviembre, en el que antes las lluvias eran habituales, apenas lleva acumulados en Ferrol 72,3 litros por metro cuadrado. «Estamos a un 30 o 35 % de las precipitaciones que eran normales en este mes», apunta Balseiro. En lo que va de año, solo en febrero y en marzo se superaron los 100 litros en esta medición.

Los meteorólogos eran conscientes desde hace tiempo de este cambio en Galicia. Las precipitaciones han variado su ritmo y ahora se concentran más. Es decir, llueve pocos días, pero de forma muy abundante, y por las condiciones históricas de la comunidad no hay sistemas creados para la recogida de lluvia, por lo que estas situaciones límite cogen a todos desprevenidos. El cielo decidirá cuáles son las medidas a tomar en breve.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Las restricciones de agua podrían llegar a las viviendas en enero