La huelga naval llega al octavo día con críticas de CC.OO. y UGT

El paro sigue siendo total en las auxiliares de Ferrol y Fene

.

Ferrol

Como en las anteriores, la octava jornada de huelga de las compañías auxiliares de Navantia de Ferrol y Fene en cumplimiento de los acuerdos sectoriales del 2001 se desarrolló sin incidencias. En las puertas de ambos astilleros se concentraron los piquetes informativos a partir de las cinco de la mañana, por lo que el parón en el sector fue de nuevo total. No se produjo reunión ni avance alguno entre las partes en conflicto, aunque arreciaron las críticas de los sindicatos que no comparten esta medida de presión.

Así, las Federaciones de Industria de CC.OO. y UGT explicaron cual ha sido su postura en torno a los acuerdos del 2001, ya desde la negociación del convenio provincial del metal. Ambas centrales recuerdan que, tras dos años de negociación y después de haber promovido los tres sindicatos siete días de huelgas entre los trabajadores del metal, el 9 de septiembre, en una asamblea en Caranza se votó entre dos opciones: ir a una huelga indefinida, que proponían CC.OO. y UGT, y paros intermitentes, que defendía la CIG. Ganó la primera opción, pero a instancias de la patronal se produce una mediación y se alcanza un preacuerdo que para CC.OO. y UGT, entre otros, va a suponer la legalización de los acuerdos al incluirlos en el convenio.

De forma unilateral

También recuerdan que, con anterioridad, el 8 de junio, algunos empresarios auxiliares ya habían convocado a las federaciones de los sindicatos para intentar formar una mesa de negociación «co fin de acordar as relacións sociolaborais dentro dos estaleiros». CC.OO. y UGT consideran que, «en lugar de participar no proceso negociador», a CIG convoca la huelga de forma unilateral, y el 5 de octubre, en la primera jornada de los paros, se impide el acceso a sus puestos a la plantilla principal y de la industria auxiliar «afectada ou non polos acordos, sen consultar cos comités de empresa implicados».

CC.OO. y UGT defienden el proceso negociador para conseguir unos nuevos acuerdos pero sostienen que el paro propició entrar en una «situación sen saída». Tras la mediación solicitada por la CIG el 8 de octubre, se alcanza un preacuerdo pero los trabajadores en asamblea se manifestaron a favor de continuar. «A actitude totalmente irresponsable da CIG nos sitúa a todos nunha situación na que se están perdendo postos de traballo e se arriscan futuros contratos», afirman ambas centrales, que entienden que la huelga solo entorpece el diálogo.

Los dos sindicatos defienden que el momento de convocar una huelga será si el proceso negociador se bloquea, como se hizo en la negociación del convenio.

Sin fecha aún para la convocatoria de una nueva mesa de negociación

Después de que la CIG hubiese solicitado la mediación del Consello Galego de Relacións Laborais, desde el pasado miércoles se activaron las gestiones para convocar a todas las partes en el conflicto -los empresarios y el resto de las centrales sindicales que no están a favor de la huelga- pero ayer aún no se había cerrado una fecha para su materialización. Las previsiones que se manejan son que se produzca como muy tarde el próximo el lunes.

Votación
4 votos
Comentarios

La huelga naval llega al octavo día con críticas de CC.OO. y UGT