La Guardia Civil estuvo arropada por distintas autoridades en su patrona

El párroco que ofició la misa animó a los agentes a "no caer en el desaliento en estos tiempos recios y difíciles"

.

Ferrol

La Guardia Civil de Ferrol celebró ayer la festividad de su patrona, la Virgen del Pilar, con un acto religioso en el que estuvo arropada por distintas autoridades locales e incluso autonómicas, en este caso con la presencia del conselleiro de Política Social, el ferrolano José Manuel Rey Varela. En representación del Concello de Ferrol acudió la concejala del grupo de gobierno Rosa Méndez, además de los ediles del PP Martina Aneiros y Alejandro Padilla, y de Ana Rodríguez Masafret, de Ciudadanos. También hubo representación del Arsenal militar -el almirante jefe acudió a los actos de A Coruña-; de las jefaturas de la Policía Local de Ferrol y Narón; y de la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía, con la asistencia de su máximo responsable, Fernando Pico.

El capitán de la Compañía de la Guardia Civil de Ferrol, José Antonio Niño; y el teniente jefe del Destacamento de Tráfico, Francisco Javier López Dopico, también fueron felicitados en su patrona por la decana del Colegio de Abogados de Ferrol, Nieves Santomé.

La nota curiosa de la jornada la puso un bebé de 13 meses, de nombre José e hijo de un guardia civil, que asistió a la misa en su sillita vistiendo el uniforme del Cuerpo.

En su homilía, el párroco de San Julián animó a los agentes del instituto armado a no caer en el «desaliento en estos tiempos recios y difíciles, en una sociedad que muchas veces tiene peligro de desintegrarse» y los invitó a seguir luchando por el bien común. «La sociedad ha de ser consciente de que esa tarea debe ser reconocida», concluyó el oficiante.

Votación
6 votos
Comentarios

La Guardia Civil estuvo arropada por distintas autoridades en su patrona