Javichín: «Me hice el desmayado, los cogí por sorpresa y los perseguí hasta el coche»

Dos acusados se enfrentan a la petición de tres años de prisión por el asalto al conocido triatleta y tatuador

.

Ferrol

«Me hice el desmayado, los cogí por sorpresa y los perseguí hasta el coche». Así resume Javier Pérez Bouza, conocido como Javichín, el asalto por parte de dos personas del que fue víctima en la puerta de su domicilio en abril del 2014. Ahora, en vísperas de la celebración del juicio, el conocido triatleta y dueño de una tienda de tatuajes, relata lo ocurrido aquel día, asegurando que no tiene miedo, porque considera que su buena forma física le permite enfrentarse a quien pretenda hacerle daño, «a pesar de que soy pequeño».

De hecho, ya le ha servido para que la Policía pudiera identificar y detener a los presuntos autores de la tentativa de robo, que se enfrentan a una petición de la Fiscalía de tres años de prisión en el caso de uno y de tres y medio del otro, porque tiene antecedentes.

Según explica Javichín, los dos asaltantes lo estaban esperando en las escaleras de su piso con la cara cubierta. En un primer momento pensó que estaban disfrazados y que le querían gastar una broma, pero se percató de la gravedad de la situación cuando uno de ellos le puso un trapo en la boca que desprendía un olor fuerte. «Entendí de qué se trataba y me hice el desmayado en el suelo, mientras ellos entraban en mi casa», recuerda, añadiendo que acto seguido se abalanzó sobre los dos asaltantes, forcejearon y cayeron todos por las escaleras.

En su huida corriendo, los ahora acusados fueron seguidos de cerca por Javichín, quien asegura que podría haberles dado alcance como resultado de sus muchas horas de entrenamiento como triatleta, pero optó por quedarse unos metros por detrás, «porque ellos eran dos». Al tiempo que los perseguía llamaba a la Policía para pedir ayuda.

Sin percatarse de que su víctima no los perdía de vista, los asaltantes se dirigieron a un coche que estaba estacionado en el aparcamiento situado cerca del establecimiento McDonald’s de A Gándara y se destaparon la cara, momento en el que lo vieron, por lo que se alejaron andando.

Javichín tomó el número de la matricula del vehículo y se lo entregó a la Policía, que llegó poco después y con esa pista localizó a los supuestos asaltantes.

La víctima, que resultó con numerosas lesiones como consecuencia de los golpes recibidos y de que incluso lo tiraron por las escaleras, se muestra convencido de que iban a por sus bicicletas de competición. Relaciona lo ocurrido con un robo anterior de una bicicleta de montaña valorada en 7.000 euros que tenía en su casa y por la que llegó a ofrecer una recompensa.

Según comenta, en aquella ocasión incluso había llegado a dormir en el garaje para atrapar al ladrón, que finalmente fue localizado y era un vecino.

Javichín dice sospechar que los dos asaltantes pertenecen al mismo círculo y dice tener la sospecha de que los dos autores de los hechos que ahora van a ser juzgados pueden pertenecer al círculo de ese vecino y de alguna persona que estuvo haciendo labores de limpieza durante un tiempo en su domicilio.

Votación
36 votos
Comentarios

Javichín: «Me hice el desmayado, los cogí por sorpresa y los perseguí hasta el coche»