Los buques ferrolanos se desperezan

Las pruebas de mar de dos barcos anticipan próximas misiones, mientras el «Cantabria» vigila el Mediterráneo

.

Ferrol

Los buques de la Armada con base en Ferrol están viviendo su particular vuelta al cole. Después de un merecido descanso en verano, aunque siempre con constantes revisiones y adiestramientos a bordo, en lo que va de septiembre se ha podido ver como varios barcos desataban sus cabos y pasaban entre castillos. Mientras, el Cantabria cumple 15 días al frente de la operación Sophia en el mar Mediterráneo y el patrullero Arnomendi vuelve este viernes del Cantábrico.

El primero en hacer sus pruebas de mar fue el buque de aprovisionamiento en combate Patiño, durante la jornada del 5 de septiembre. Desde entonces, la unidad se encuentra en la Estación Naval de A Graña, a la espera, probablemente, de salir a una misión en los próximos días.

.

En la mañana del pasado martes fue el turno de la fragata Blas de Lezo (F-103), que se hizo a la mar para comprobar el estado de sus equipos, por lo que no tardará mucho, seguramente, en ser llamado a alguna maniobra de calado. Durante el corto trayecto estuvo acompañada por la Cristóbal Colón, que apenas lleva un mes desde su vuelta al mundo y por lo tanto no se espera que salga a ninguna operación próximamente. Además, estuvieron a bordo de ambos buques dos equipos de grabación integrados por varios trabajadores de Navantia y de la Unidad de Difusión de Valencia, que documentaron imágenes en la cubierta y también aéreas con el uso de un dron.

Arduo trabajo del «Cantabria»

El que sí se encuentra operativo al cien por cien es el buque de aprovisionamiento Cantabria, buque de mando de la fuerza naval europea contra el tráfico ilícito de personas en el Mediterráneo, con una dotación de 200 marinos. La semana pasada, entre otras operaciones, llevó a cabo el suministro de combustible en alta mar a la fragata alemana Mecklenburg y a la italiana Alpino.

.

El procedimiento con la Alpino también sirvió para realmacenamiento logístico y para el encuentro entre Javier Moreno Susanna, el comandante de la Sophia que va a bordo del Cantabria, y Enrico Pacioni, responsable de la misión Mare Sicuro italiana. Ambos compartieron sus puntos de vista en cuestiones como la importancia de continuar con el intercambio mutuo de información, la necesidad de apoyar a la Guardia Costera y a la Armada Libia, y la voluntad de intensificar las labores contra el tráfico ilícito marítimo.

Por otro lado, el patrullero Arnomendi atraca este viernes en Ferrol tras participar en la campaña internacional Pelágicos en el mar Cantábrico. Realizó tareas de inspección y vigilancia pesquera, con una dotación de 39 marinos, además de tres inspectores.

El piloto de ralis Dani Sordo visita el «espectacular» patrullero «Arnomendi» en Santander

Álvaro Alonso
.

El ganador del Rali de Ferrol en el 2005 estuvo en el buque que tiene su base en el Arsenal en la urbe naval

El piloto de ralis Dani Sordo paseó el domingo en Santander por el interior del patrullero Arnomendi, un buque que habitualmente se encuentra amarrado en el Arsenal de Ferrol, donde tiene su base. El conocido deportista, campeón del mundo júnior y campeón de España en el 2005, recibió la invitación por parte del comandante, el capìtán de corbeta Alfonso Martínez Ferra.

.

«Hola, soy Dani Sordo. Quería mandar un saludo a todos desde el buque Arnomendi. Estoy visitándolo, es espectacular, así que muchísimas gracias por este gran detalle», expresó el piloto en un vídeo en las redes sociales. Curiosamente, antes de pasar a la élite mundial, conquistó el Rali de Ferrol en el 2005, acompañado de su copiloto Marc Martí.

Seguir leyendo

Votación
4 votos
Comentarios

Los buques ferrolanos se desperezan