¿Sabes que el castillo de San Felipe fue fundamental en la Batalla de Brión?

La fortaleza surgió a mediados del siglo XVI


Ferrol / La Voz

Fortaleza emblemática singular, el Castillo de San Felipe surge a mediados del siglo XVI durante la época de mayor apogeo del Imperio Español, cuando la Ría de Ferrol adquiere una importancia militar y estratégica decisiva en la lucha por el dominio del Océano Atlántico. Fue sin duda el descubrimiento de América (1492) y su posterior colonización el hecho histórico de carácter universal que propició y marcó en particular el futuro del puerto natural de Ferrol.

Si España contaba ya con dos grandes bases navales en el Atlántico (Cádiz, y Lisboa a partir de 1580), se necesitaba también en el norte, además de La Coruña, un lugar seguro para el resguardo y aprovisionamiento de las Armadas de la época, y la Ría de Ferrol ofrecía condiciones inmejorables. En 1577 comenzó la construcción del castillo de San Felipe -situado en la orilla norte de la bocana de la bahía-, así llamado en honor al santo patrón del Rey Felipe II (1527-1598), que ordenó construir un completo sistema de fortificación para proteger Ferrol como base de su Armada Real del Mar Océano. Así, a continuación se levantarían dos castillos más en la orilla opuesta del canal de acceso, los fuertes de Nuestra Señora de La Palma, hacia el este, y el de San Martín, hacia el oeste, este último llamado así en honor a Martín de Padilla y Manrique (1540-1602), a la sazón Adelantado mayor de Castilla. Los tres baluartes formaban un peligroso e insuperable triángulo de fuego. Permitían, además, la colocación de una cadena tendida entre los castillos de San Felipe y San Martín, que impediría la entrada de barcos enemigos. Serían tan efectivos -principalmente por su conocido valor artillero disuasorio-, que fracasaron dos intentos militares de apoderarse de Ferrol: el de una flota inglesa en 1597 y el de otra flota francesa en 1639.

Ya en el siglo XVIII, paralelamente a las obras que se llevaron a cabo en los Arsenales (primero La Graña y después Ferrol), se modernizaron y ampliaron considerablemente las defensas de la Ría (castillos de San Felipe, La Palma y San Martín, a partir de 1726) y se construyeron otras baterías artilleras en la costa que complementaban a aquéllos. Así, en la ensenada de Cariño (las de San Carlos, San Cristóbal, Cariño y Viñas), las de Prioriño y Segaño, y las exteriores de Doniños, Ares y Redes, y las también desaparecidas de Santa Mariña y el Raso, todas ellas construidas entre los años 1731-1739, y que a lo largo de su historia se adaptaron a las distintas armas y a la evolución de los sistemas de tiro. Y en el último tercio de ese siglo, la Muralla defensiva de la ciudad -diseñada por el Ingeniero militar Dionisio Sánchez de Aguilera-, provista de baluartes, 200 piezas de artillería, reductos y puertas de mar y tierra. El nuevo Arsenal de Ferrol se dotó, asimismo, de una muralla de piedra y de un foso defensivo de agua, que lo separaba de la urbe, y que se alimentaba directamente desde el puerto de Curuxeiras. Todas estas magníficas obras convirtieron a Ferrol en un lugar prácticamente inexpugnable, digno de admiración.

El Castillo de San Felipe, puerta por mar y símbolo de Ferrol, jugó también un papel crucial en la defensa por tierra frente al ataque inglés por parte de las fuerzas del general Pulteney en agosto de 1800, en lo que fueron sin duda, «Dos días de gloria». El poder artillero de los castillos ferrolanos fue el eje determinante que disuadió a la escuadra británica a intentar entrar por la Ría, por lo que tuvo que desembarcar sus tropas en las playas de Doniños y San Jorge.

Y porque de pueblos nobles es recordar su historia, la heroica gesta que protagonizaron las fuerzas españolas (del Ejército, la Armada y milicias paisanas) y que culminó con la victoria, se conmemora todos los años el último fin de semana de agosto, con la recreación de la Batalla en el castillo de San Felipe y montes de Brión. Ven al Museo Naval de Ferrol y te contamos más cosas.

Dos días de gloria

Museo Naval (abierto de martes a viernes, de 9.30 a 13.30 h; sábados, domingos y festivos, de 10.30 a 13.30 h). Más información en la web del museo http://armada.mde.es/museonavalferrol y visitas guiadas en la dirección de correo: museonavalferrol@fn.mde.es.

En el Museo Naval se puede ver hasta el día 3 de septiembre la exposición Dos días de gloria.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

¿Sabes que el castillo de San Felipe fue fundamental en la Batalla de Brión?