El «Cantabria» parte hacia el liderazgo en la lucha contra el tráfico de personas

FERROL CIUDAD

JOSE PARDO

España asume por primera vez el mando en la operación Sophia con el buque, que sale este sábado, como referencia

19 ago 2017 . Actualizado a las 12:52 h.

El buque de aprovisionamiento en combate Cantabria ha formado parte de misiones internacionales de calado, pero ninguna como la que asumirá dentro de unos días. La unidad con base en Ferrol, que parte este sábado desde la Estación Naval de A Graña, se convertirá en cuanto alcance el Mediterráneo en la unidad de referencia de la operación Sophia de la Unión Europea, que se inició en el 2015 para luchar contra las mafias de la inmigración y, por consiguiente, con especial protagonismo de la ayuda humanitaria. Hasta el momento, la Marina italiana ha sido la que ha llevado el peso de esta actuación, en la que España ahora da un paso al frente.

El Cantabria, durante cuatro meses, tendrá a bordo al contralmirante Javier Moreno Susanna, que asumirá el mando de la operación. España es, tras Italia, una de las naciones que más efectivos aporta. A bordo del buque irán unos dos centenares, al igual que los que hay en la fragata Victoria, la unidad de la Armada que hasta ahora está asumiendo la parte española de la operación.

El buque de apoyo logístico estuvo este año realizando la calificación operativa previa a la misión en aguas andaluzas, pero pasó la mayor parte de tiempo en el Arsenal, preparándose para esta labor. En aguas del norte de Libia colaborará para dar respuesta a la crisis migratoria. Por experiencia de los buques de la Armada que pasaron antes por su lugar, se conoce que el día a día es intenso, incierto y, en más de una ocasión, desbordante. Los rescates se cuentan en cientos de personas y, la mayor parte de las veces, el control de las mafias se antoja imposible.