La rehabilitación del castillo de San Felipe avanza con la mejora de dos viviendas

Una inversión de 300.000 euros permitirá recuperar unos edificios del siglo XVI


Ferrol

Rehabilitar de una atacada el castillo de San Felipe es una cuestión impensable, porque supondrá una inversión de muchos millones de euros, pero «a poquitos», la concejala de Patrimonio Histórico, Rosa Méndez, está logrando consolidar la fortaleza situada en la entrada de la ría de Ferrol. Y lo hace echando mano de los escasos recursos del Concello y de subvenciones y ayudas de diferentes administraciones. De este modo se han logrado subsanar deficiencias en los centenarios muros que ofrecían peligro, por lo que algunas zonas incluso estuvieron valladas algún tiempo, y se está trabajando por fases en la rehabilitación integral de un castillo que sufrió un abandono total durante décadas.

En la actualidad, la empresa Jam Rumbo está a punto de finalizar las obras de adecuación interior del almacén de Cureñas, que le fue adjudicada en diciembre del año pasado por 63.583 euros. El edificio está ubicado en el «corazón del castillo» y la idea pasa por convertirlo en un espacio de usos múltiples, en el que se puedan desarrollar actividades culturales, teatrales, literarias e incluso conciertos.

Según explicó Rosa Méndez, las obras han sufrido un pequeño retraso, pero en el momento en que finalicen «trataré de buscar una partida para dotarla de mobiliario», apuntó, añadiendo que confía en que pueda inaugurarse antes de finalizar el año.

El siguiente paso será la rehabilitación de los dos edificios más antiguos de la fortaleza, los que fueron construidos en el siglo XVI. Para ello cuentan con una subvención de la Deputación da Coruña cercana a los 300.000 euros, cantidad de la que el Concello de Ferrol tendrá que aportar el 20%.

La concejala de Patrimonio Histórico manifiesta que el proyecto está prácticamente finalizado, por lo que espera que en cuatro o cinco meses las obras puedan estar también concluidas. A este respecto explica que, debido precisamente a que las intervenciones en el castillo se van haciendo «a poquitos», ya tenía preparado un proyecto para una actuación de menor importe -150.000 euros-, que ahora se está ampliando, dado que la subvención es mayor.

Las obras programadas en esos dos edificios que miran directamente al mar consisten en la reposición de cubiertas, suelos y muros.

Pero todavía queda mucho trabajo pendiente, «porque el recinto del castillo de San Felipe son 48.000 metros cuadrados», puntualiza Rosa Méndez, añadiendo que hasta ahora las intervenciones se han centrado en los sitios en los que hay problemas en las estructuras. Entre las actuaciones pendientes figuran la casamata, que tiene los muros muy deteriorados, y las humedades generales del castillo. A este respecto, la concejala explica que la fortaleza cuenta con un sistema de evacuación de aguas que necesita de una limpieza y consolidación en profundidad, ya que es el principal problema del deterioro de las instalaciones.

En último lugar, Rosa Méndez sitúa el acondicionamiento de la plaza central y de la explanada de la entrada, «porque esas zonas no se caen, por lo que las obras no son urgentes».

El año pasado el castillo de San Felipe recibió a unos 40.000 visitantes y las previsiones de este año van en la misma línea.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

La rehabilitación del castillo de San Felipe avanza con la mejora de dos viviendas