Las autocaravanas toman las playas

FERROL CIUDAD

José Pardo

La Policía Local incrementa la vigilancia para impedir que se creen cámpings improvisados en los aparcamientos de la costa; Doniños es la más perjudicada

10 ago 2017 . Actualizado a las 16:59 h.

La presencia de caravanas con gente procedente de diferentes países es habitual en la comarca de Ferrol a lo largo de todo el verano, pero agosto está registrando una afluencia masiva de este tipo de vehículos-vivienda, si bien cada vez también hay más furgonetas habilitadas como residencia móvil.

Están en todas partes, pero el aparcamiento de la playa de Doniños es uno de los lugares con mayor aglomeración. Estos días pasados se podían contabilizar allí hasta cuarenta autocaravanas y furgonetas, por lo que la Policía Local ha incrementado la vigilancia para evitar que las zonas de estacionamiento de los arenales se conviertan en cámpings improvisados. En otras playas, como Ponzos y Santa Comba, suele haber dos o tres como mucho.

Mientras tanto, el aparcamiento específico para autocaravanas habilitado en Ferrol al lado del estadio de A Malata mantiene la mínima actividad. De hecho, ayer solo había diez vehículos.

La normativa que rige actualmente es que pueden aparcar sin límite de días, como lo podría hacer cualquier coche, siempre y cuando no desplieguen elementos fuera del contenido de la propia autocaravana. Lo que está prohibido es desplegar toldos, sacar mesas y sillas o tender ropa, e incluso que el peldaño de acceso al interior esté colocado. De no seguir estas recomendaciones, además de tener que abandonar el lugar en el que se encuentren podrán ser objeto de una sanción de 200 euros.

Se trata de garantizar que en los aparcamientos haya solo vehículos, independientemente de que lleven incorporada una caravana, por lo que se puede dormir dentro pero no desarrollar actividades propias de una vivienda en la parte exterior.

Dos denuncias

La intervención de la Policía Local de Ferrol se está centrando especialmente en la información de qué se puede hacer y que es lo que está prohibido. De ahí que estos días solo se hayan formulado un par de denuncias que derivarán en multas.

La labor de los agentes no resulta fácil, porque casi siempre se trata de extranjeros con los que no resulta fácil entenderse y porque la vigilancia tendría que ser constante, algo que la Policía Local de Ferrol no se puede permitir por falta de efectivos.

En la centralita del cuartel de San Xoán se reciben a diario denuncias de usuarios de los playas que se quejan por el espacio que ocupan las autocaravanas en los aparcamientos, pero nada se puede hacer cuando no invaden otras plazas y siguen la normativa de no desplegar elementos.