Las autocaravanas toman las playas

La Policía Local incrementa la vigilancia para impedir que se creen cámpings improvisados en los aparcamientos de la costa; Doniños es la más perjudicada

Las autocaravanas toman las playas La policía local incrementa la vigilancia para impedir que se creen cámpings improvisados en los aparcamientos de la costa. Doniños es la playa más perjudicada

Ferrol

La presencia de caravanas con gente procedente de diferentes países es habitual en la comarca de Ferrol a lo largo de todo el verano, pero agosto está registrando una afluencia masiva de este tipo de vehículos-vivienda, si bien cada vez también hay más furgonetas habilitadas como residencia móvil.

Están en todas partes, pero el aparcamiento de la playa de Doniños es uno de los lugares con mayor aglomeración. Estos días pasados se podían contabilizar allí hasta cuarenta autocaravanas y furgonetas, por lo que la Policía Local ha incrementado la vigilancia para evitar que las zonas de estacionamiento de los arenales se conviertan en cámpings improvisados. En otras playas, como Ponzos y Santa Comba, suele haber dos o tres como mucho.

Mientras tanto, el aparcamiento específico para autocaravanas habilitado en Ferrol al lado del estadio de A Malata mantiene la mínima actividad. De hecho, ayer solo había diez vehículos.

La normativa que rige actualmente es que pueden aparcar sin límite de días, como lo podría hacer cualquier coche, siempre y cuando no desplieguen elementos fuera del contenido de la propia autocaravana. Lo que está prohibido es desplegar toldos, sacar mesas y sillas o tender ropa, e incluso que el peldaño de acceso al interior esté colocado. De no seguir estas recomendaciones, además de tener que abandonar el lugar en el que se encuentren podrán ser objeto de una sanción de 200 euros.

Se trata de garantizar que en los aparcamientos haya solo vehículos, independientemente de que lleven incorporada una caravana, por lo que se puede dormir dentro pero no desarrollar actividades propias de una vivienda en la parte exterior.

Dos denuncias

La intervención de la Policía Local de Ferrol se está centrando especialmente en la información de qué se puede hacer y que es lo que está prohibido. De ahí que estos días solo se hayan formulado un par de denuncias que derivarán en multas.

La labor de los agentes no resulta fácil, porque casi siempre se trata de extranjeros con los que no resulta fácil entenderse y porque la vigilancia tendría que ser constante, algo que la Policía Local de Ferrol no se puede permitir por falta de efectivos.

En la centralita del cuartel de San Xoán se reciben a diario denuncias de usuarios de los playas que se quejan por el espacio que ocupan las autocaravanas en los aparcamientos, pero nada se puede hacer cuando no invaden otras plazas y siguen la normativa de no desplegar elementos.

Solo se podrá retirar el vehículo-vivienda cuando se aprecien signos de abandono, como ocurre con cualquier otro automóvil, pero estos casos no se suelen dar.

Según la información facilitada por José Antonio Chao, coordinador de la Policía Local de Ferrol, la Ordenanza de Regulación del Estacionamiento (ORE) elaborada por el Concello de Ferrol pero que no llegó a aprobarse, incluía un apartado específico para las autocaravanas, estableciendo la pernocta de un máximo de tres noches en todo el término municipal. «Por lo tanto, a día de hoy, pueden estar estacionados tanto tiempo como quieran mientras no se considere un vehículo abandonado», puntualizó este responsable, incidiendo en que tienen que respetar la norma de no desplegar vida en el exterior.

Los socorristas de los arenales ferrolanos atendieron casi 400 incidencias durante los meses de junio y julio

En total se realizaron nueve rescates a bañistas

La Voz

En lo que va de verano, el balance total de incidencias que tuvieron que ser atendidas en las playas de Ferrol asciende casi a cuatrocientas. En concreto, los encargados de la vigilancia en ocho de las playas de Ferrol -Doniños, Covas, San Xurxo, Esmelle, Penencia, Santa Comba, Ponzos y A Graña- han atendido a 371 personas.

Durante el mes de junio, el primero con la presencia de socorristas, hubo en total cien asistencias de enfermería. La mayoría de ellas, 54, fueron por picaduras de escarapote. También hubo 28 por heridas y 12 por picaduras de insectos. Además, se realizaron cinco rescates. Tres de ellos sucedieron en la playa de Doniños, mientras que el resto fueron en San Xurxo y Ponzos. En los cinco casos se produjeron por bañistas que se habían adentrado en zonas de corriente, que normalmente estaban fuera del área señalada como vigilada.

En julio, el número de asistencias de enfermería alcanzó los 271. De entre todas las que se realizaron, 152 fueron por escarapote, 81 por heridas y 16 por picaduras de insectos. Se produjeron además rescates a bañistas en Doniños, Covas, San Xurxo y Santa Comba, uno en cada uno de los arenales.

Para evitar este tipo de problemas, los socorristas recomiendan no bañarse fuera de las zonas vigiladas o con corrientes, así como tener especial cuidado en las zonas rocosas, donde se encuentran más escarapotes.

Afluencia

La media de bañistas que acudieron a las playas, la media durante el mes de junio fue de 36.784. La que más afluencia registró fue la de Doniños (11.200), seguida por San Xurxo (8.340) y Esmelle (5.810).

En julio la afluencia media fue de 77.122. Doniños (25.080), Esmelle (16.315) y San Xurxo (14.716), las más concurridas.

Votación
17 votos
Comentarios

Las autocaravanas toman las playas