Saqueos y maleza convierten en una ruina la estación radio de Mandiá

El gobierno prevé uso agrícola para una finca incluida en el plan de polígonos industriales


Ferrol

Los edificios de la antigua estación radio de Mandiá, sin uso militar desde hace décadas, se desvanecen consumidos por la maleza y el saqueo, en espera de un nuevo futuro. ¿Qué nueva utilidad se le dará a la parcela? Se desconoce por el momento, porque, pese al abandono, sigue perteneciendo al Ministerio de Defensa, y seguirá así hasta que se logre desbloquear el convenio con el Concello de Ferrol que permitirá que, junto con otras instalaciones militares desafectadas, pase a ser de propiedad municipal.

En esa línea vinieron trabajando, sin éxito, sucesivos gobiernos de Ferrol y las previsiones apuntaban a su conversión en un parque empresarial. De hecho, desde 2014 ya está recogido como tal en el Plan Sectorial de Ordenación Territorial de Áreas Empresariales de Galicia y figura como previsión en la revisión del Plan Xeral de Ordenación Municipal de Ferrol.

La previsión tenía incluso nombre, Plataforma Loxística Empresarial e Portuaria de Ferrol, y estaría promovida por el Instituto Galego de Vivenda e Solo a través de Xestur Galicia. Contemplaba una superficie de 1.766.705 metros cuadrados, sensiblemente superior a la parcela de la antigua estación radio, de 125.338 metros cuadrados, por lo que habría que acudir a las expropiaciones.

Todo eso se quedó, de momento, sobre el papel y el actual regidor ferrolano, Jorge Suárez, apunta un destino diferente para los terrenos. Señala que en el programa electoral de Ferrol en Común se recogían usos relacionados con el sector primario -agricultura, ganadería, silvicultura, apicultura...- para los terrenos de la antigua estación radio de Mandiá. Su gestión la plantea a través del cooperativismo agrario, pero, no obstante, el alcalde apostilla que «aínda quedan moitos pasos que dar para a sinatura do convenio con Defensa», por lo que las previsiones pueden variar.

En cualquier caso, la antigua estación radio de Mandiá permanece sumida en el más absoluto abandono. La posibilidad de dedicarla a la silvicultura encaja a la perfección con su estado actual, en el que las zarzas lo invaden todo y sus frutos, las moras, están pleno período de maduración.

 Vandalismo y robo

Los seis edificios distribuidos en la amplia parcela de Mandiá fueron pasto también del vandalismo y el saqueo, porque no queda ni una sola puerta o ventana en su sitio. También desaparecieron las tuberías y el cableado, por lo que únicamente siguen en pie las destartaladas paredes, en las se abrieron varios boquetes.

Hay vestigios de que en algún momento también hubo okupas, como lo evidencias los sofás desvencijados y los colchones desperdigados por algunas estancias, pero también estos abandonaron el barco, posiblemente por la falta de protección que presentan los edificios contra el frío o la lluvia.

Entre los restos que se pueden ver en la antigua instalación militar figuran, asimismo, documentos oficiales de los años setenta, como manuales que seguramente utilizaba el personal de repuestos y dos estancias de uno de los pabellones están repletas de rollos de papel de los que se utilizaban para el fax apilados, algunos de los cuales aún conservan el envoltorio de plástico.

Lo único que permanece en buenas condiciones, hasta el momento, es el adoquinado de las calles.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Saqueos y maleza convierten en una ruina la estación radio de Mandiá