«De Antonio López aprendí que no basta con pintar, hay que contar algo»

Becado por el gran maestro del hiperrealismo y recién licenciado en Bellas Artes, el pintor ferrolano Andrés Gabarres dirige esta semana la confección de un gran mural en Esteiro

.

ferrol / la voz

De la paleta de Andrés Gabarres Cagiao (Ferrol, 1986) salen obras figurativas que más allá de «fotografiar» al detalle la realidad hablan de lo más profundo de su ser, de sus vivencias, de sus raíces o de los paisajes que le emocionan. Es lo que ocurre, por ejemplo, con los cuadros de Duendeando -su más reciente serie pictórica-, en la que este artista de madre paya y padre gitano ha querido profundizar en la estética y la filosofía de la cultura calé a través de una «base documental» alimentada por muchos amigos y familiares de Ferrol. Sus pinceles se han detenido en reflejar sus rostros, pero también -y sobre todo- la historia que se esconde detrás de ellos. «Es algo que aprendí de Antonio López. Él me dijo que no basta con pintar, sino que siempre hay que contar algo y ser uno mismo en cada obra », comenta este joven licenciado en Bellas Artes que recientemente tuvo el honor de conseguir una de las dos becas concedidas por el gran maestro del hiperrealismo español en la cátedra de pintura que dirige en Fabero (León).

Esa enseñanza -la de escarbar en el fondo y no quedarse solo con la forma- guiará también esta semana a Gabarres en la ilusionante empresa de estampar su huella en el muro trasero del polideportivo de Esteiro dentro del proyecto artístico DesbarartArte, impulsado por el Concello de Ferrol con el objetivo de promocionar a los nuevos talentos y, al mismo tiempo, revitalizar los barrios a través de propuestas artísticas de lo más variopinto.

Desde el Concello anunciaron la semana pasada que ese enorme mural estará inspirado en el sector naval con la proa de un barco como icono de la ciudad, pero Gabarres, en su afán por contar historias, ya adelanta que en los trazos del grafiti habrá hueco para más lecturas. «Será una especie de metáfora visual abierta a muchas interpretaciones. El muro hablará de la tradición naval de Ferrol, pero también de la lucha de sus trabajadores... Y transmitirá un mensaje de esperanza».

En la misión de teñir de colores y vida lo que ahora no es más que una pared en blanco Gabarres estará acompañado por otros tres jóvenes talentos del arte: Alberto David Fernández Hurtado, conocido por las ilustraciones que sirven de carta de presentación de los invitados de Bertín Osborne en el programa Mi casa es la tuya; Pablo López Blanco, artista ferrolano devoto de los grafitis y maestro del tatuaje: y Richard García Rodríguez, un joven creador que se inició de forma autodidacta en el arte mural para luego pasar a recibir formación académica en la Facultad de Bellas Artes de Madrid, donde coincidió con Gabarres. «Los tres tenemos estilos y personalidades diferentes, pero trataremos de trabajar de forma que el mural se perciba como una obra única y sin cerrarnos a la improvisación, porque pensamos que el azar siempre juega a nuestro favor», apunta el pintor ferrolano, al que el Concello ha encomendado la dirección artística de DesbarartArte.

Su participación en la iniciativa también le permitirá a Gabarres disfrutar de unos días de descanso en su querido Ferrol, adonde siempre le gusta regresar para desconectar del ajetreo y caos de las calles madrileñas. Y, seguramente, para reencontrarse con los pinceles en su pequeño estudio de O Inferniño, donde cultiva un tipo de arte que defiende a capa y espada. «Me siento muy orgulloso de ser pintor, aunque ahora se lleven más las videoinstalaciones y digan que la pintura es algo obsoleto».

EN CORTO

Primer maestro. Descubrió su amor por la pintura de niño y su primer maestro fue Antonio Fernández, al que tiene mucho cariño y del que dice que aprendió mucho. 

Estudios. Es graduado en Bellas Artes por la Complutense de Madrid.

Proyectos. Ahora quiere matricularse en un máster de investigación y creación artística y después continuar sus estudios con el doctorado y la tesis.

Votación
7 votos
Comentarios

«De Antonio López aprendí que no basta con pintar, hay que contar algo»