Talento ferrolano para hacer todavía más sostenible la «verde» Escocia

El trabajo de Beatriz Fraga de Cal en Inverness acaba de ser reconocido en los premios a los mejores jóvenes profesionales de las energías renovables en las Highlands


ferrol / la voz

Si la vida tuviese solo un color, la de Beatriz Fraga de Cal estaría pintada de verde. Esa es la tonalidad que impregna el paisaje de Inverness, la capital administrativa de las Highlands de Escocia, donde vive desde hace ya dos años y medio. Y también «verde» es el escenario laboral en el que se mueve desde entonces esta ingeniera industrial de Ferrol. Su puesto de trabajo se encuentra en el departamento de Energía y Sostenibilidad del Highland Council -el gobierno de la zona norte de Escocia- y tan bien lo debe de estar haciendo que el pasado mes de mayo su nombre llegó a figurar entre los nominados a los Young Professionals Green Energy Awards de Scottish Renewables, los premios con los que la industria del sector reconoce el trabajo de los mejores profesionales de las energías renovables en la nación más septentrional del Reino Unido.

«Al final no me llevé los laureles, pero para mí el hecho de estar nominada fue ya todo un premio», dice todavía emocionada Beatriz, quien se ganó su nominación gracias a haber sido capaz de acelerar la integración sistemas de energía renovable dentro del Highland Council. En concreto, Beatriz trabajó en la implantación de estos sistemas en un total de veinte proyectos, abarcando calderas de biomasa, bombas de calor, paneles fotovoltaicos y plantas de cogeneración.

Aunque cuando llegó no pensaba quedarse en Escocia demasiado tiempo, las oportunidades laborales que le puso en bandeja una de las regiones europeas más comprometidas con las energías renovales le animaron a quedarse. «Los proyectos en los que trabajamos en el Highland Council son muy variados, pero mi tarea principal es diseñar instalaciones de edificios, generar modelos térmicos en 3D y planificar futuras redes de calefacción urbana», explica entusiasmada esta joven profesional de veintinueve años.

Pero, ¿cómo termina una ingeniera ferrolana en Escocia? Beatriz cuenta que desde muy joven quiso experimentar cómo sería vivir fuera de Galicia y por eso, cuando acabó el bachillerato, no dudó en estudiar Ingeniería Industrial en Madrid. De allí saltó a Londres, donde se dedicó a mejorar su inglés y estudiar Sistemas de Energía Sostenible en la Universidad Queen Mary. Y, poco más tarde, sus ansias aventureras la llevaron a poner rumbo a Inverness. «Londres se me hizo un poco grande y decidí venir a Escocia porque en este país hay muchas oportunidades dentro del sector energético y especialmente en tecnologías de bajo carbono. Los organismos públicos están muy interesados en el desarrollo tecnológico sostenible... ¡Y además los escoceses son muy simpáticos!», comenta jocosa Beatriz.

Por si eso fuera poco, la joven habla maravillas de sus compañeros de oficina y alaba la «armonía» que los escoceses siempre parecen buscar en el ruedo laboral, porque «para ellos es muy importante el trabajo en equipo». Sin embargo, Beatriz no se ve peinando canas en Escocia. «Aunque es un sitio fantástico y hay muchas gaitas, mi idea no es quedarme aquí», apunta contundente. Y, sin dudarlo, añade una frase salida del corazón. «Galicia siempre será mi rincón favorito».

EN CORTO

Estudios en Ferrol. Beatriz Fraga de Cal estudió en Cristo Rey y en el instituto Concepción Arenal.

Universidad. Hizo Ingeniería Industrial en Universidad Antonio de Nebrija de Madrid y estudió Sistemas de Energía Sostenible en Londres.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
4 votos
Comentarios

Talento ferrolano para hacer todavía más sostenible la «verde» Escocia