Ferrol mantendrá la gestión privada de los espacios culturales un año más

Es la última prórroga que permite el contrato y supondrá el pago de 615.000 euros


Ferrol

La gestión de los espacios culturales municipales de Ferrol continuará en manos privadas al menos un año más. El gobierno que preside Jorge Suárez aprobó ayer una nueva prórroga del contrato adjudicado por el Concello a la empresa Eulen para la prestación de servicios en el teatro Jofre, el Auditorio, el Centro Cultural Torrente Ballester y la capilla anexa y «outros espazos», epígrafe que incluye también el centro cívico de Caranza y el Carballo Calero cuando acogen actividades culturales impulsadas por el Ayuntamiento.

Con esta prolongación del contrato, se alcanzarán los seis años de externalización de estos trabajos a la firma adjudicataria. El Ayuntamiento abona 615.688 euros al año por este contrato. La Xunta de Goberno Local aprobó ayer esta prórroga. Y el gasto de 307.844 euros para el semestre que resta del año -la prórroga comenzará a contar desde el 21 de junio- e idéntica cantidad para el próximo ejercicio, correspondiente a los seis primeros meses. El gobierno tendrá que tomar en ese tiempo que resta una decisión sobre cómo se prestará el servicio en el futuro, ya que esta es la última prórroga permitida. El contrato lo firmó el gobierno de Rey Varela en junio de 2012. Lo hizo por cuatro años, prorrogables por otros dos, que se cumplirán en junio del 2018.

El concejal de Cultura, Suso Basterrechea, admitía ayer que la situación no ha cambiado con respecto a la de hace un año. Entonces, el gobierno justificaba la primera prórroga por falta de trabajadores municipales. Ahora, reitera, «hai urxencia de persoal». La situación «non é a desexable», reconoció el edil, que asegura seguir apostando por la remunicipalización y defiende que «estamos mirando qué fórmulas son viables» para la prestación directa del servicio. Pero es una cuestión que «depende moito da RPT», de la Relación de Puestos de Trabajo municipal, un proceso que está «dificultado». Además, alega que al no ser un servicio declarado esencial para un Concello de la magnitud de Ferrol, hay más limitaciones legales para la contratación de personal.

Basterrechea considera fundamental la incorporación de la figura del técnico de Cultura a ese catálogo de personal y recuerda que el gobierno al que pertenece ya recuperó en este mandato el montaje de actividades en el Torrente. «É un logro. Foi a primeira vez dende hai moitos anos que funcionarios se encargaron de montar exposicións. No que podemos avanzar, avanzamos», declaró. Sobre el contrato prorrogado concluyó: «O ano que vén terá que ter unha solución, para un lado ou para outro».

Votación
7 votos
Comentarios

Ferrol mantendrá la gestión privada de los espacios culturales un año más