Los faros de Prior y Estaca de Bares miran con envidia al de Illa Pancha

Ninguna de las ideas barajadas hasta el momento ha cuajado y el edificio ribadense es el único con uso alternativo


ferrol / la voz

Los faros de Prior, con dos viviendas deshabitadas desde 1993, y Estaca de Bares, donde reside Eugenio Linares, uno de los pocos técnicos mecánicos de señales marítimas en activo aún en la zona, continúan a la espera de que alguien se anime a emular la experiencia del ubicado en Illa Pancha, en Ribadeo, donde se han habilitado dos apartamentos turísticos, abiertos desde el pasado 9 de abril. La Autoridad Portuaria Ferrol-San Cibrao no ha recibido ninguna oferta en el caso de Prior -edificio que dispone de una espaciosa sala de reuniones, que el Puerto ofrece a cualquier colectivo o entidad de interés general sin ánimo de lucro para realizar conferencias, convenciones, etcétera- y ninguna de las ideas barajadas para Estaca de Bares ha cuajado.

«No hay expectativas, ni lejanas [...]. Cuando se jubile el farero [podría irse en poco más de un año], tendremos que cerrar el faro y atenderlo con el personal que tenemos, con inspecciones periódicas, pero sin utilización alguna», constata Ignacio Fernández. El responsable de sistemas de ayuda a la navegación de la Autoridad Portuaria reconoce que cualquier proyecto «conlleva una inversión muy importante, y tiene que aparecer la persona, la empresa o el consorcio dispuesto a hacerla, porque crea que tiene futuro y pueda recuperarla». Para José Luis López Braña, promotor de la intervención de Illa Pancha, «la inversión es el segundo de los problemas». El primero, recalca, «son los trámites administrativos para conseguir toda la documentación y los permisos». «Presentamos la solicitud en la Autoridad Portuaria en 2014 y en junio de 2015 teníamos la concesión [por diez años, prorrogables hasta 15, y un canon semestral de 10.000 euros], pero no obtuvimos la licencia de obra en el Concello de Ribadeo hasta julio de 2016 y abrimos el 9 de abril de 2017, con autorización, pero sin la licencia definitiva. Pelear con Concello, Xunta y Estado ha sido lo peor -remarca-, aunque por parte de la Autoridad Portuaria todo han sido facilidades». Sorteados todos los obstáculos, López Braña apunta una dificultad añadida en el caso de Prior o Estaca de Bares: «La gran ventaja de Illa Pancha es que estamos a dos kilómetros y medio del casco urbano y se puede ir andando. Y allí necesitas el coche para todo, eso puede influir, y la inversión, claro, que sería muy potente».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Los faros de Prior y Estaca de Bares miran con envidia al de Illa Pancha