Unas 2.500 personas se manifiestan para conmemorar el Día del Trabajo

El denominador común de las dos protestas de Ferrol fue la mejora de la calidad de vida


Ferrol

Dos manifestaciones recorrieron ayer las calles de Ferrol para conmemorar el 1 de Mayo, Día del Trabajo. La protesta convocada por CC.OO. y UGT partió a las doce del mediodía de O Inferniño, y la organizada por la CIG lo hizo a la misma hora de la avenida de Esteiro, por lo que, para evitar que coincidieran en su recorrido por la calle Real, la marcha de los nacionalistas hizo una parada de unos minutos en la plaza del Callao.

La protesta de los sindicatos estatales congregó a algo más de 2.000 participantes y concluyó en la plaza de Galicia. Abría la marcha una pancarta con la leyenda: «Emprego estable, salarios dignos, pensións dignas, máis protección social. Non hai escusas». Y ese fue el mensaje que los respectivos secretarios comarcales trasladaron a los asistentes. Así, Auri Vázquez (CC.OO.), argumentó que sobran los motivos para exigir la recuperación de los derechos laborales y sociales «roubados».

En esta línea, insistió en que no cabe la resignación. «Tócanos loitar por unhas vidas dignas, porque agora que contan que a economía se recupera, os beneficios seguen sen chegar ós traballadores, xa que gracias a reforma laboral só se enriquecen os empresarios».

Auri Vázquez habló, asimismo, «das pensións de miseria» y de «un país desangrado pola corrupción, que condiciona a vida política e social».

La secretaria comarcal de CC.OO. exigió la derogación de las reformas laborales y el fortalecimiento de la negoción colectiva, así como la necesidad de que todos los desempleados tengan acceso a una prestación. Criticó, asimismo, el papel de la Unión Europea, apuntando que ha llegado el momento de que abandone la política de ajustes.

Centrándose ya en la comarca de Ferrol, Auri Vázquez manifestó que ya no hay excusas para mantenerla aislada por las políticas del PP,

«que expulsan ós nosos fillos en busca de futuro, mentras seguimos mirando ás grúas de Navantia en espera dunha carga de traballo que non chega». Concluyó exigiendo diversificación industrial y medios de transporte adecuados para poder seguir viviendo aquí.

Tomó el relevo en la palabra José Antonio Díaz, secretario comarcal de UGT, quien incidió en que desde el 2008 se eliminaron muchos derechos a causa de la crisis y de «políticas de austeridade nefastas para a clase traballadora». Según dijo, a pesar de que la economía lleva tres años creciendo, «desde decembro do 2007 a decembro do 2016 o número de afiliados á seguridade social nesta comarca pasou de 70.000 a 59.000, mentres que o de desempregados subiu de 12.551 a máis de 15.000». En esta línea, apostilló que solo crecen las empresas multiservicios, «que explotan ós traballadores». Se refirió, asimismo, a los desempleados de larga duración, que pasaron de 5.803 a 7.199.

El secretario comarcal de UGT aseguró que esta comarca «precisa a combinación de movilización e negociación», añadiendo que «si os políticos senten o alento do pobo no seu cogote modificarán a reforma laboral». Apostó, asimismo, por una reforma fiscal que reparta mejor los esfuerzos de quienes cotizan, además de reivindicar el fin de la violencia de género, la recuperación del gasto en servicios sociales y la mejora del empleo.

Entre los asistentes a la manifestación de los sindicatos estatales se encontraban el alcalde Ferrol, Jorge Suárez, y el senador socialista Ángel Mato.

Por su parte, la protesta convocada por la CIG fue secundada por algo más de 500 personas, entre ellos los alcaldes de San Sadurniño y Moeche. «

Recuperemos os nosos dereitos»era el lema de la pancarta que abría la marcha, pero le seguían otras ocho con reivindicaciones de los pensionistas, «

por un ensino público galego e en galego», «por un convenio digno de ambulancias» «Contra Espanha, contra o capital», entre otras.

El secretario comarcal de la CIG, Manel Grandal, incidió en la necesidad de luchar para recuperar los derechos perdidos. «

Baixo a desculpa da crise, nos atacaron e asaltaron as pensións, os dereitos laborais e tamén sociais, e mesmo dereitos e liberdades democráticos», dijo. A su modo de ver, el momento actual es propicio para conseguirlo, «

porque se da a coxuntura política, xa que o PP non ten maioría absoluta e a oposición, que por activa ou por pasiva facilitou que esté no goberno, fixo campaña anunciando que un dos seus obxectivos era, por exemplo, derogar as reformas laborais ou a propia ley mordaza».

Manel Grandal incidió que, curiosamente, a estas alturas de la legislatura aún no hay ninguna propuesta de ley en el Parlamento en tal sentido, «polo que nos toca a nós movilizarnos, presionar e chegar a todos os puntos do país, porque somos conscientes de que só a través da organización e a movilización esto se pode revertir», concluyó el secretario del sindicato nacionalista.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Unas 2.500 personas se manifiestan para conmemorar el Día del Trabajo