El gobierno local ya no garantiza la playa para perros comprometida

El concejal de Benestar Animal asegura que solo se dijo que se haría la gestión


Ferrol

Nada garantiza que Ferrol vaya a contar con la quinta playa para perros de Galicia. El arenal reservado para que mascotas y dueños disfruten libremente y que fue comprometido por el gobierno local -y también por el anterior- se queda sin fecha. El concejal de Benestar Animal, Luis Victoria, eludió ayer concretar si la ciudad contará o no con este servicio el próximo verano, argumentando las dificultades existentes. «A praia para cans pasa por moitas cousas, non é un tema de decisión só política», alegó. «Todas as praias exteriores están protexidas por Red Natura. Hai que chegar a un acordo moi importante con Red Natura, que non sei canto tempo vai durar», prosiguió, «non é un tema de que nós poñamos un tramo ou de que un veciño non queira. Hai unha protección oficial, europea, e hai que contar con eles».

Respecto a las interiores de la ría, «teremos que ter un contacto máis directo con todas as asociacións e ten que haber un convencimento, non é un tema de impoñer as cousas», defiende. Victoria asegura que las conversaciones están «activadas», aunque «temos que fixar datas para que haxa reunións». «Mentres non se chegue a un acordo non podemos dicir nada», añadió. «De momento sabemos que hai que discrepancia, hai xente que quere e outra que non. Temos que intentar que a maioría da xente queira. Mentres haxa unha cantidade de xente que diga que non, tampouco podes impoñelo pola forza», justificó. El edil negó que hubiese un compromiso del gobierno local para habilitar la playa canina. «Prometimos que faríamos a xestión, o que non podemos é impoñelo. Non prometimos que o impoñeríamos», incidió.

Lo cierto es que ese compromiso sí existía. Entre otras cuestiones, porque así lo recogía, como obligación del Concello, la anterior ordenanza de animales, en vigor cuando Ferrol en Común accedió a la alcaldía. El equipo de Jorge Suárez garantizó entonces que ese verano habría playa para perros. Y esa promesa se fue reiterando cada vez que el ejecutivo local realizaba un nuevo anuncio sobre su posible ubicación.

Polémicas ubicaciones

El 1 julio del 2015 la anterior concejala del área, que dimitiría meses después, María Teresa Riveira, comunicaba que se habilitaría una parte de Ponzos para este fin. Las críticas de colectivos ecologistas hizo dos días después al alcalde dar marcha atrás y matizar que la decisión no era firme. Y el día 11 Riveira descartaba ubicarlo en un arenal exterior y apostaba por una del interior de la ría: A Graña, A Cabana o Cariño, poniendo horarios para su uso. La contestación vecinal brotó automáticamente en esas zonas. A finales de ese mes, se descartaban A Graña y A Cabana, pero el alcalde insistía en que la playa se habilitaría ese verano. En septiembre tuvo que admitir lo obvio: que no habría arenal canino esa temporada.

En octubre se conoció un primer avance de la nueva ordenanza, aprobada hace unas semanas, de la que se suprimió la exigencia municipal de crear una playa para perros. La falta de consenso impidió el verano pasado crear esa playa por tercer año consecutivo. Entonces el gobierno local aseguró que no renunciaba a esta medida, anunciada por primera vez en septiembre del 2013, todavía con el gobierno popular.

Votación
8 votos
Comentarios

El gobierno local ya no garantiza la playa para perros comprometida