Diseño industrial para abejas urbanas

Un trabajo de fin de carrera apunta una solución para que Ferrol emule a París y cuente con apicultura en espacios verdes de la ciudad como el parque Reina Sofía


Ferrol

Benito González Mayán es un estudiante de 24 años de Porto do Son que el pasado viernes presentó su proyecto fin de carrera en la escuela de Diseño Industrial. Con su propuesta se podrían tener colmenas en parques públicos y no solo como una aventura original, sino apoyando la iniciativa en argumentos productivos. «Está demostrado que en el campo las colmenas producen una media de 20 litros al año, pero en las ciudades pueden llegar a los 60, eso lo saben bien en Francia, donde los apicultores de París son muy famosos. En el campo los pesticidas también hacen más complicada la vida de las abejas», cuenta un universitario que está a punto de conocer la nota de un proyecto más avanzado que la propia legislación española.

«Es cierto que en España las leyes aún son muy restrictivas a la hora de colocar panales de miel cerca de las casas, pero ya hay una vía para que se actualice como las normas europeas que las permiten», explica un alumno que ha diseñado, en cualquier, caso un sistema que contempla todas las medidas de seguridad para que las abejas no interfieran con ninguno de los usos que se le da a las áreas públicas.

Sobre raíles

Para empezar, las colmenas pueden desplazarse sobre raíles y se ubicarán a una altura de siete metros, de forma que nunca molesten a los usuarios, por ejemplo, del parque Reina Sofía, que es el espacio en que ha pensado Benito a la hora de diseñar y colocar su invento. «Cuando se organice un concierto o una actividad con mucha gente hay otro mecanismo con un sistema de trampillas para que las abejas se queden en un compartimento de la colmena y también se podrá dar el uso de observarla por parte estudiosos», explica un estudiante que recuerda que, además de miel, estos insectos reportarían muchos beneficios a la flora del espacio verde en el que se ubiquen. Su propuesta pasa porque los apicultores que lo deseen puedan solicitar hacerse con el cuidado de una de estas colmenas o que se gestione de manera comunitaria siempre en espacios públicos. No obstante, reconoce que, por ahora, no ha pensado en cómo vender o patentar su idea. «Me gusta desarrollar cosas, pensar en soluciones, no me he puesto en esa situación, aunque seguro que tengo que aprender cómo funciona y si se pueden patentar diseños de la universidad», explica.

Está encantado con la solución, porque le ha permitido desarrollar hasta medio centenar de prototipos hasta tener el definitivo que ha ido puliendo con la ayuda de su tutor, José Ramón Méndez, que es, además, el director de la escuela de Diseño Industrial de Ferrol. «Me ha ayudado mucho, la verdad es que le estoy muy agradecido», apunta.

Benito contaba con otras dos opciones para su proyecto fin de carrera: un sistema de protección para evitar accidentes con los tranvías y mobiliario antiterrorismo. A pesar de la actualidad que podrían tener sus otras propuestas finalmente se decantó por una solución para la apicultura. Apunta que se percató de que esta práctica en las ciudades cuenta con un nicho de mercado importante, especialmente en el resto de Europa. «Además, esta era la opción que me permitía desarrollar más las áreas relacionadas con el diseño industrial que he estado estudiando y en las que me gustaría trabajar cuanto antes», confiesa el creador de un sistema que ha bautizado como un honey park para Ferrol.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Ferrol

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

Diseño industrial para abejas urbanas