El alcalde de Narón insta a Ferrol a solventar el conflicto político y desbloquear el saneamiento

FERROL CIUDAD

Blanco recuerda que su municipio ya hizo los deberes y está en disposición de conectarse a la red

16 feb 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

Además de los ferrolanos, el vecino municipio de Narón es el otro gran damnificado de la situación desatada en el Concello por la tasa del saneamiento. Hasta que Ferrol llegue a un acuerdo, no se conectarán a la red los interceptores generales. Y eso supone que tampoco podrán estrenar el servicio hasta entonces los naroneses, al menos mientras no se arbitre una alternativa. Su alcalde, José Manuel Blanco, no quiso dar lecciones, pero ha lanzado un mensaje «a todos os concelleiros de Ferrol»: «É un tema tan importante que deberían pensar as cousas con moita calma e con sentidiño común e non tentar sacar rentabilidade política dun tema fundamental para os veciños de toda a comarca». Por ello, anima a gobierno y oposición a «sentarse, negociar e partindo da base de que a taxa hai que pagala, que sexa xusta».

El regidor naronés recuerda que ya han hecho los deberes, comprometiendo fondos para sufragar su parte de la gestión de los interceptores de la que se hará cargo Acuaes a la espera de que el 1 de enero de 2018 lo haga la Mancomunidad y aprobando la tasa todavía en discusión en Ferrol, hace medio año, el pasado 30 de junio. Comenzará a aplicarla en el momento en que se comiencen a verter las aguas residuales al sistema de depuración. «Nós estaríamos dispostos a verter de inmediato, pero sempre e cando se arregle a situación», señala.

«Nós estamos dispostos a verter en calquera momento en canto o diga a Xunta -insistió-, a verter e a pagar, loxicamente, á Xunta de Galicia, que é a titular oficial da depuradora», puntualiza. Blanco no quiso culpar ni a gobierno ni oposición, pero dio un tirón de orejas a ambos: «Boto en falta máis reunións dos grupos e menos noticias de prensa. En vez de saír todos os días un por un lado e outro por outro, ese tempo debíano estar utilizándoo para chegar a acordos. Os temas se resolven arredor dunha mesa, non na prensa», declaró.