¿Sería hoy posible la investidura de Suárez como alcalde de Ferrol?

Andrés Vellón Graña
andrés vellón ANÁLISIS

FERROL CIUDAD

22 ene 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

Ferrol es una ciudad en la que, como revela la encuesta de Sondaxe, un muy alto porcentaje de los vecinos consideran que entre muy poco o nada se ha avanzado desde la llegada al gobierno municipal de Ferrol en Común y PSOE; una ciudad en la que se estima que los problemas del día a día no están, ni mucho menos, encauzados; una ciudad que suspende sin excepción a todos sus líderes políticos... Una ciudad que, sin embargo, si las municipales se celebrasen hoy mantendría un rompecabezas político de difícil solución. Los apenas 19 meses que han discurrido desde las últimas votaciones al Concello de Ferrol han servido, como refleja la consulta, para que el panorama se mantenga, más o menos, como está en la actualidad. Pero, ojo, con importantes matices.

De entrada, Jorge Suárez fue investido regidor de Ferrol con los votos a favor de cinco ediles socialistas y los dos del BNG. Pero de eso, como ya se ha mencionado, han pasado 19 meses. No ha variado la posición crítica -muy crítica- de los nacionalistas hacia la Marea, patente cada semana y en cuestiones clave como el saneamiento. El Bloque de Iván Rivas optó desde el minuto cero por preservar su marca y así continúa, con algo más de aire tras las autonómicas.

Pero el gran «roto» se ha producido entre Jorge Suárez y Beatriz Sestayo. Entre Ferrol en Común y parte de los concejales socialistas. El PSOE -el gran perdedor según la encuesta- está en caída libre y enquistado en sí mismo. Beatriz Sestayo, Bruno Díaz y Germán Costoya frente a Rosa Méndez y María Fernández Lemos, las dos edilas que continúan en el gobierno local y que son calificadas como tránsfugas por Sestayo. El gran «roto» está en el hecho de que el pacto entre Ferrol en Común y el PSOE se hizo trizas justo el día después de las autonómicas. Sondaxe revela que los siete ediles que tendría la Marea, los cuatro del PSOE y los dos del BNG permitirían, de nuevo, la aritmética necesaria para que Jorge Suárez fuese investido de nuevo alcalde de Ferrol. ¿Pero se produciría esta investidura? Entre bambalinas abunda quién afirma que, visto lo visto, el respaldo o la abstención de los socialistas en favor de Suárez sería, ahora mismo, difícil de explicar. Sobre todo cuando la tensión entre el regidor y Sestayo crece cada semana que pasa. Con altisonancias cada vez más gruesas.

Eso, claro está, abriría la puerta del gobierno local de nuevo a un PP que mejora en estimación de voto pero que no pasa de los once ediles, a los que habría que sumar el más que previsible apoyo de la concejala de Ciudadanos, formación que continuaría con presencia testimonial en el pleno. Los populares, pese a la tendencia al alza, se resienten tras la marcha a la Xunta de José Manuel Rey Varela. La portavoz municipal del PP, Martina Aneiros, es poco conocida todavía entre los vecinos y solo alcanza una nota del 3,39. A día de hoy, el nombre que ocupará el primer puesto de la lista de los populares en las próximas municipales es todavía una incógnita. Suenan varios, pero nada hay definitivo. Y esta será otra «pista» determinante para dirimir el rompecabezas político de Ferrol.