FeC gana un concejal a costa del PSOE mientras el PP sigue como primera fuerza

Beatriz García Couce
Beatriz Couce FERROL

FERROL CIUDAD

Marea y populares suben cuatro puntos la intención de voto, los mismos que pierden los socialistas

22 ene 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

Ferrol en Común ganaría un concejal más, pasando de seis a siete, si hoy se celebrasen elecciones municipales. Conseguiría la ampliación de su representación en el arco de la plaza de Armas arrebatándole un edil al PSOE, que ahondaría en su crisis, y se quedaría con cuatro, frente a los cinco que tiene ahora. El Partido Popular continuaría siendo la fuerza más votada en Ferrol, logrando once actas, las mismas que ostenta actualmente, y tampoco variarían su representación el BNG, con dos representantes, y Ciudadanos, con uno. Así lo refleja una encuesta del Instituto Sondaxe, realizada entre mediados de noviembre y finales de diciembre del pasado año, después de que en Ferrol, a finales de septiembre, se rompiese el pacto al que había llegado la marea ferrolana y los socialistas para gobernar.

Pese a que Ferrol en Común y PP son las únicas fuerzas que crecen en intención de voto, los encuestados otorgan un suspenso a todos los portavoces municipales, incluyendo al alcalde, Jorge Suárez. Así, el regidor, con un 81,3 %, es el político más conocido de los líderes locales, y aunque roza el aprobado (4,84), no alcanza el cinco. Iván Rivas, portavoz del BNG, le sigue en la valoración, obteniendo un 4,70, pese a ser el tercero en nivel de conocimiento de los ferrolanos. La popular Martina Aneiros, conocida por solo uno de cada cuatro encuestados, apenas supera el 3. La líder socialista Beatriz Sestayo es la segunda más conocida pero la peor valorada, con un 2,8.

Aunque la abstención seguiría ganando las elecciones si se celebrasen hoy (el 44,5 %), el PP sería el partido más votado, creciendo con respecto a los comicios del 2015, ya que contaría con el 40,2 % de los votos, frente al 36,2 logrado hace dos años. Ferrol en Común también ascendería casi cuatro puntos, pasando del 21,9 % de los votos obtenidos en las últimas elecciones locales al 25,5 %. El resto de los partidos descienden en estimación de voto.